Choque de tren en Hoboken se pudo haber evitado

Vuelven a renovar el llamado para que se instale en las vías la tecnología que ayudará a evitar accidentes
Choque de tren en Hoboken se pudo haber evitado
El accidente en Hoboken dejó una mujer muerta y al menos otros 108 pasajeros heridos.
Foto: Getty Images

Luego del descarrilamiento del tren de Amtrak en Filadelfia en 2015, se hicieron innumerables llamados para que se implementara una tecnología que ayudara a evitar accidentes, principalmente los causados por exceso de velocidad de los conductores.

Una vez más, este jueves, se volvieron a escuchar a expertos asegurando que con el uso de controles se hubiera evitado el choque de esta mañana en la estación de Hoboken, en Nueva Jersey, que dejó una mujer muerta y al menos otros 108 pasajeros heridos.

Un reporte trimestral de New Jersey Transit entregado hace dos semanas a las autoridades federales del Departamento de Transporte, y en el que se detallan los trabajos que se realizan en las vías, dejó ver que no ha habido progreso en el entrenamiento a empleados ni en la instalación de equipos de control llamados en inglés Positive Train Control (PTC).

Actualmente esa tecnología para controlar automáticamente a los trenes que van a alta velocidad, provocando que desaceleren, está ausente en la mayoría de las rutas férreas que funcionan en el área triestatal, como lo es Amtrak, NJ Transit, Metro-North y Long Island Rail Road.

En mayo de 2015 un tren de Amtrak que viajaba desde Washington D.C. a la Gran Manzana se descarriló a la altura del vecindario de Port Richmond, cerca de Filadelfia, dejando 8 muertos y más de 200 heridos, 11 de ellos en estado de gravedad.

La causa de ese accidente fue el exceso de velocidad, ya que el tren viajaba a 102 mph, en una zona de curvas donde la velocidad permitida era de tan sólo 50 mph. Tras este fatal accidente se impulsó el uso de tecnología PTC para controlar los trenes.

Inicialmente las autoridades federales ordenaron la instalación de los sistemas de seguridad para finales de 2015, pero luego las compañías y agencias que controlan el transporte ferroviario a nivel nacional recibieron una extensión de tres años para cumplir con los nuevos requerimientos, alegando que contaban con muy poco tiempo y además necesitaban más recursos económicos.

Aunque todavía las autoridades de NJ Transit no han confirmado oficialmente si el exceso de velocidad fue la causa del trágico accidente en Hoboken, líderes de Nueva Jersey volvieron a renovar el llamado para que se acelere la instalación del PTC en todas las vías de ferrocarril en el Estado Jardín.

La Agencia Nacional de Seguridad en el Transporte estimó que la tecnología PTC hubiera evitado unos 145 accidentes ocurridos desde 1969, que en total han cobrado la vida de 288 personas y provocado cerca de 6,600 heridos.