Un medicamento hizo crecer los senos a miles de hombres; demandarán a Johnson & Johnson

La farmacéutica declaró años después la ginecomastia como uno de los efectos secundarios del Risperdal

Guía de Regalos

Un medicamento hizo crecer los senos a miles de hombres; demandarán a Johnson & Johnson
El Risperdal está en la lista de medicamentos esenciales de la OMS.
Foto: Shutterstock

Risperdal es un medicamento muy utilizado para tratar ansiedad y trastorno bipolar, fabricado por Johnson & Johnson. La sustancia activa es risperidona.

Comenzó a comercializarse en 1994, pero no fue sino hasta 2006 cuando la farmacéutica agregó a sus advertencias de efectos secundarios, la ginecomastia, como se conoce al desarrollo anormal de los senos en los hombres.

Miles de hombres que utilizaron Risperdal sin saber sobre esta consecuencia están ahora preparando una demanda contra Johnson & Johnson por este efecto secundario que les afectó seriamente y que no había sido señalado por el fabricante.

Eddie Bible es uno de ellos. Comenzó a tomar Risperdal cuando tenía 13 años. “Tenía senos más grandes que las niñas en mi escuela“, dijo el joven a CNN en español y aseguró que se siente como un experimento.

“Todo el mundo molestándote por ser un hombre con senos… Es simplemente… deprimente”, añadió. Aseguró que si hubiera sabido este efecto secundario jamás lo habría tomado.

La Organización Mundial de la Salud incluye al Risperdal en su lista de medicamentos esenciales y se comercializa en varios países del mundo, pero siempre ha causado controversia, al punto que Johnson & Johnson ha tenido que pagar alrededor de $2,000 millones por multas y acuerdos relacionados con demandas por el uso de éste y otros fármacos.

El caso más reciente fue el de un par de mujeres que demandaron a la compañía por $55 y $72 millones luego de comprobar que el talco de la compañía fue determinante en el cáncer que sufrieron.

El abogado Jason Itkin, que representa a las víctimas del Risperdal, aseguró a CNN que “a mediados de los 90 y principios de los 2000, Johnson & Johnson tomó conscientemente la decisión de retener información importante sobre su fármaco para poder, esencialmente, aumentar las ganancias vendiéndosela a niños”, y expresó su preocupación por los niños que actualmente consumen el medicamento.