Policías novatos pero con enorme responsabilidad

Los oficiales que se graduaron este miércoles serán los encargados de vigilar la fiesta de Año Nuevo en Times Square
Policías novatos pero con enorme responsabilidad
Entre los nuevos 555 policías está María Jorge Sánchez de República Dominicana.
Foto: NYPD

La víspera de Año Nuevo para los latinos es usualmente un momento que se pasa en familia, compartiendo y comiendo los platos típicos de nuestros países de origen. Pero para los 143 hispanos que se graduaron este miércoles de la Academia de Policía, la noche del 31 de diciembre no será para estar en casa, sino protegiendo al millón de personas que se espera se congreguen en la tradicional fiesta del descenso de la bola en Times Square.

El resguardar este multitudinario evento será la primera gran responsabilidad que tendrán que enfrentar los 555 nuevos oficiales, incluyendo los hispanos, que en total juramentaron en la ceremonia de graduación en el Madison Square Garden.

“Usualmente me la paso con la familia pero este año me toca cuidar los ciudadanos”, dijo María Jorge Sánchez luego de la graduación. La joven nacida en la República Dominicana proviene de una familia de policías, y por ello su sueño era continuar con la tradición: “Quise ser la primera mujer”.

Sánchez es una de los 29 oficiales nacidos en Quisqueya que conforman esta última promoción del NYPD del 2016. En las graduaciones de los pasados 5 años este país es el que ha tenido la mayor representación de oficiales nacidos fuera de Estados Unidos.

Y a pesar de haberse criado en la Gran Manzana, la mayoría de los graduados hispanos nunca han estado en Times Square para la gran fiesta de Año Nuevo. “Como neoyorquina estoy emocionada de tener la experiencia de estar en Times Square por primera vez”, dijo Ángela Peña, de 26 años.

Junto a sus padres Israel y Blanca, Ángela Peña de 26 años.
Junto a sus padres Israel y Blanca, Ángela Peña de 26 años.

Además de comer las 12 uvas y reventar globos, la  familia de esta guatemalteca suele ver la bola de cristal bajar desde su televisión en su hogar en Staten Island donde Peña nació y se crió. Sus padres se mudaron a la Gran Manzana hace 32 años desde Guatemala y estaban presente junto un abuelo de 93 años, que por casualidad está de visita en la ciudad al mismo tiempo en que su nieta se graduaba.

Israel Peña nunca pensó que una de sus hijas seguiría los pasos de su padre y él de ser policía. “De nuestras hijas ella es la última, y es la que decidió cumplir con Nueva York”, expresó el padre junto a su esposa Blanca. Aunque están tristes porque no celebrará el año nuevo con la familia, la pareja dijo estar “muy felices” y orgullosos por ella.

Otro hispano que verá la bola bajar por primera vez es Daniel Dávila Jr., de 25 años, quien usualmente pasa el Año Nuevo con su familia en los Catskills alrededor de una fogata. Pero aunque será diferente este año, el descendiente de puertorriqueños nacido y criado en El Bronx, está emocionado de su primera asignación como oficial.

“Siempre dicen que con el NYPD tienes asientos de primera fila y definitivamente será una gran experiencia”, expresó el joven uniformado. El oficial además dijo estar emocionado por la diversidad de personas que estarán presentes.

Vienen de todas partes

José Fernández, de 22 años, no podrá comer el arroz con gandules y pernil de su madre durante la víspera de año nuevo. “Es difícil pero yo sé que valdrá la pena. Hay que hacer sacrificios”, dijo el joven de padre dominicano y madre boricua.

Fernández quien vive en el Lower East Side es parte del 62% de los graduados que viven en uno de los cinco condados, algo que destacó el alcalde Bill de Blasio en su discurso a los graduandos.

José Fernández de 22 años, de padre dominicano y madre puertorriqueña.
José Fernández de 22 años, de padre dominicano y madre puertorriqueña.

“Con esta clase, estamos completando el proceso de añadir 2,000 oficiales adicionales haciendo rondas en las calles”, dijo De Blasio recalcando la importancia de los esfuerzos de vigilancia vecinal.

El Alcalde además se refirió a la diversidad de esta clase, la cual representa  a 39 países incluyendo Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Panamá, y Perú.

Los hispanos representan el 26% de los 555 nuevos oficiales, haciéndolos la minoría más grande en esta promoción. Además ,el 21% de los graduados hablan español.

El consejo del comisionado de la Policía James P. O’Neill para los graduados fue que se libraran de sus amigos que van por mal camino. “Tomen buenas decisiones, los quiero ver haciendo lo mejor posible”, dijo el máximo jefe de la Uniformada.

En su exhortación, O’Neill mencionó al hispano Elwin Martínez quien ganó el Premio de Oficial en Comando por su función policial excepcional. “Cuando Paul Tuozzolo fue asesinado por un sospechoso armado en El Bronx, el oficial Martínez, que estaba en medio de su entrenamiento de campo, disparó inmediatamente al sospechoso, matándolo y, al hacerlo, probablemente salvó a otros oficiales que estaban directamente en peligro”, dijo O’Neill.

Los nuevos policías:

  • 555 nuevo oficiales se graduaron.
  • 39 diferentes están representados.
  • 26% de los graduados son hispano (la minoría más grande).21% de los graduados hablan español.
  • 19% son mujeres.31 han servido en la rama militar.
  • 62% de los graduados viven en los cinco condados.
  • 2,000 es el número de oficiales nuevos que se añaden a la fuerza, luego de esta promoción.