Familia supera una tragedia y labra éxito académico de joven boricua

Bianca Negrón se graduó con altas calificaciones de New Utrecht High School y ha recibido becas a la excelencia académica

Bianca Tatiana Negrón habla con la seriedad de una mujer centrada y madura, cubriendo muy bien sus 18 años recién cumplidos. Ha estado unos días visitando Puerto Rico, para disfrutar de unas merecidas vacaciones después de iniciar sus estudios en la Universidad de Cornell.

La joven goza de tres becas por su brillante desempeño en la New Utrecht High School (NUHS), donde se graduó con un puntaje de 103: la beca de la Asociación de Maestros de Nueva York, la beca Albert Shanker, de la United Federation of Teachers (UFT) y una beca de la excelencia por el Estado de Nueva York.

Ya en 2015 comenzó a cosechar premios, ya que fue incluida entre los “Top 20 Award” de la New Utrecht High School.

Con mucha confianza

“La segunda cosa más importante acerca de Bianca fue su confianza. Ella creyó en ella misma y en sus habilidades, y se esforzó por igualar esa determinación y confianza. La primera más importante es que a pesar de todo, ella tenía una sonrisa en la cara y un optimismo que igualaba”, dijo su consejera en NUHS, Tiffany Hamilton.
El amor por los libros, la Historia y Matemática han formado parte indispensable en su camino al éxito; pero un elemento de tragedia en su vida familiar que también ha servido de guía para salir adelante.

Bianca con sus hermanas Heidi Anne, Lilliam Ivette y Lourdes Milagros Negrón. /SUMINISTRADA
Bianca con sus hermanas Heidi Anne, Lilliam Ivette y Lourdes Milagros Negrón. /SUMINISTRADA

Hermanas y madres

La familia Negrón llevaba una vida normal en la Isla del Encanto. Bianca tenía seis años cuando perdió a su madre, Evelyn Negrón Santana, víctima del cáncer; seis meses después, su hermano José (Joey), fue asesinado, y otros seis meses después, su padre, José Negrón González, también murió de cáncer.

“Recientemente lo pienso mucho a mi hermano, ya que pronto voy a cumplir la edad que él tenía cuando lo mataron”, recuerda la joven.

El dolor por una familia desbaratada no fue obstáculo para que los hermanos mayores encabezados por José Luis –quien estaba enlistado en la Armada estadounidense– Heidi Anne, Lilliam Ivette y Lourdes Milagros, tomaran las riendas y se enfocaran en criar y educar a Bianca.

“Ellos me protegieron de lo que estaba pasando; no sé cómo lo hicieron, siendo adolescentes me criaron. Eso me inspira todos los días para salir adelante”, cuenta Bianca Tatiana.

De hecho, las hermanas Negrón tuvieron que tomar trabajos sacrificados en fábricas e incluso como guardias escolares nocturnas para proveer el sustento familiar. Los dos años siguientes fueron duros, Bianca recuerda que entonces se sumergió en la lectura como un refugio, hasta que ella y su hermana Lourdes se mudaron a Estados Unidos.

“Por los últimos ocho años ella ha sido mi madre”, indica Bianca.

Esfuerzo rinde frutos

Aunque aprendió “inglés a las malas”, la joven comenzó a destacar no solo académicamente sino en el deporte, ya que formó parte de los equipos de voleibol y ajedrez en la escuela.

El alto puntaje del high school le sirvió en parte para ser aceptada en varias universidades Ivy League: Princeton la puso en lista de espera y Cornell le ofreció una beca completa. Así que se decidió por la segunda, donde estudiará psicología con ‘minors’ en biología y español.

Lourdes tiene presente su sacrificio personal para poder ayudar a su hermana menor.

“Tuve que dejar Junior ROTC (Junior Reserve Officer Training Corps) y la escuela superior para trabajar y poder ayudar a mi hermana”, afirmó.

“No hay palabras para describir cómo me siento, es una explosión de sentimientos. Estoy tan orgullosa y llena de tanta alegría, no sé si llorar o reír. También siento que cumplí una promesa que le hice a mi madre”, puntualizó.

bianca-negron-brochure

Premio

El equipo del cual formó parte Bianca Negrón ganó uno de los premios del National History Day en NYC y su fotografía fue incluida en el brochure publicado por The Museum of the City of New York. El equipo realizó una investigación sobre Franz Kafka y el Modernismo.