A la calle para defender el Obamacare

Neoyorquinos de diferentes organizaciones realizan protestas para rechazar una posible revocatoria de la Ley de Cuidado de Salud Asequible por parte del gobierno de Donald Trump
A la calle para defender el Obamacare
La inmigrante de Republica Dominicana, Katherine Asunción protesta en frente del edificio Trump Tower en Manhattan en defensa del Obamacare.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Primero fueron varias organizaciones médicas que, encabezadas por la misma comisionada del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, se lanzaron a la calle la semana pasada para protestar ante la posible derogación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), por parte del próximo gobierno de Donald Trump.

Ahora le tocó el turno a un grupo de organizaciones y activistas de toda la Gran Manzana, quienes se plantaron el pasado viernes frente a la Trump Tower, en la Quinta Avenida de Manhattan, para manifestar su preocupación y rechazo ante la eventual revocatoria de la histórica ley.

Al ser Nueva York uno de los estados que han sido más favorecidos desde que se aprobó la ACA en marzo de 2010, los neoyorquinos no se están tomando a la ligera las amenazas de Trump y las maniobras de los miembros del Partido Republicano para eliminar el Obamacare.  De ocurrir esto, según estimaciones del mismo gobernador del estado, Andrew Cuomo, más de 2.7 millones de neoyorquinos podrían estar en peligro de perder su cobertura médica y otros beneficios de salud.

“Obamacare ha proveído de cobertura a niños hasta los 26 años y a personas con condiciones pre-existentes, que es algo muy importante. También, ha ampliado el límite máximo del Medicaid y esas son provisiones del ACA que han hecho una gran diferencia en la vida de muchas personas. Y por eso estamos en contra de este frenesí para derogarla”, dijo Judy Sheridan-Gonzalez, de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York.

“No creemos que la solución para mejorar el sistema de salud sea revocar Obamacare, que ha ayudado a tanta gente, y reemplazarlo por algo que no es superior. Creemos que el mejor sistema es el que existe en todo el mundo industrializado que es un sistema de un pago único, porque el sistema actual, incluso con Obamacare, permite a las compañías de seguro y a la industria farmacéutica controlar desde las medicinas que se compran hasta el cuidado de salud que la gente recibe”, dijo la enfermera.

Republicanos no dan tregua

Aunque no existe un cronograma o una fecha exacta y mucho menos un plan alternativo claro para reemplazar la compleja ley, la derogatoria del Obamacare va, y esto podría pasar más rápido de lo muchos se imaginaban, tras las resoluciones aprobadas este jueves y viernes en el Congreso estadounidense.

“Condenamos enérgicamente los esfuerzos desacertados de los republicanos para desmantelar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Este primer voto nos lleva por un camino peligroso que amenaza la cobertura de salud de los inmigrantes y ciudadanos en Nueva York y en todo el país”, dijo en un comunicado Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York.

“Aunque la ACA excluyó injustamente a algunos inmigrantes, no obstante, mejoró las opciones de cobertura y la calidad de cobertura para muchos neoyorquinos inmigrantes. Un tercio de los neoyorquinos no ciudadanos no tienen seguro médico, y la derogación de la ACA sólo agravará el problema”, agregó Choi.

Otras organizaciones que participaron en la protesta de ayer fueron el Arab-American Family Support Center, ACT UP New York, Disable in Action, National Women’s Liberation y el Statewide Senior Action, entre otras.

Los manifestantes, que se colocaron guantes rojos y portaban carteles en los que se leía “El cuidado de salud es un derecho humano”, no sólo pidieron que no se derogue el Obamacare, sino que se mantengan los beneficios y servicios de programas de salud gubernamentales que son vitales como Medicare, Medicaid y Children’s Health Insurance Program (CHIP),  de los cuales dependen millones de familias de bajos recursos, incluyendo personas discapacitadas, de la tercera edad y niños. También abogan porque se mantengan los servicios de salud reproductiva de la mujer.

“Mucha gente debe esperar largo tiempo para recibir cuidados de salud primarios y acuden a las clínicas comunitarias o las salas de emergencia si no tienen seguro médico. Yo personalmente he estado en las salas de emergencias por 35 años y he visto la tragedia que existe por la falta de seguro médico que tiene la gente”, dijo Sheridan-Gonzalez, quien trabaja en el Montefiore Medical Center, en El Bronx.

Muchos serían afectados

Entre las personas que se verían muy afectadas de derogarse Obamacare, se encuentra Jenny Brown, quien fue diagnosticada con cáncer de mama en diciembre y tuvo una cirugía antes de Navidad.

“Voy a comenzar la terapia de radiación el próximo mes. Yo trabajo por cuenta propia y sin mi cobertura de Obamacare no podré pagar el tratamiento, asumiendo que cualquier compañía de seguros cubriría a un paciente con cáncer”, dijo Browm, quien pertenece al grupo National Women’s Liberation.

“Sin los subsidios de Obamacare, las compañías de seguros se negarán a cubrir a las personas con condiciones pre-existentes como yo, porque su motivación de fondo es ganar dinero para sus accionistas, y eso significa que tienen que evitar a los enfermos”, agregó la mujer, quien apoya una expansión del programa Medicaid para toda la población.

Este domingo se esperan más protestas de activistas y organizaciones a favor del Obamacare en otros estados del país como Hawaii, Floria, Massachusetts y Vermont.

Es una ley muy popular

Cabe destacar que, aunque el Obamacare está colgando de un hilo en estos momentos ante las amenazas y críticas republicanas,  esto no parece haber detenido a millones de estadounidenses quienes se han volcado a los Mercados de Seguro de Salud (Marketplace), para obtener cobertura médica.  Un informe dado a conocer la semana pasada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS), muestra que más de 11.5 millones de personas en todo el país han obtenido seguro médico dese noviembre 1, cuando se inició el cuarto período de inscripción abierta,  hasta el 24 diciembre. Esto representa 286,000 personas más comparado con el mismo período del año pasado. De ese total, 8.9 millones son persona que renovaron sus pólizas y 2.6 millones son clientes nuevos.

Hay mucho que perder

Según datos aportados por la oficina del Gobernador de Nueva York y por diferentes grupos de médicos neoyorquinos, basadas en un reporte de Families USA, de eliminarse Obamacare el estado podría sufrir las siguientes consecuencias:

  • Aproximadamente 2.7 millones de neoyorquinos perderían su cobertura médica. De ellos, 1.6 millones viven en la ciudad de Nueva York.
  • El histórico bajo número de personas sin seguro médico actualmente en Nueva York podría aumentar a 75% en el 2019.
  • Unos 124,000 neoyorquinos perderían la asistencia financiera que los ayuda a pagar por su cobertura de salud (un promedio de $178).
  • Cerca de 8.6 millones de personas con condiciones pre-existentes podría ver su cobertura rechazada nuevamente.
  • Unos 6.4 millones de neoyorquinos (incluyendo 1.6 millones de niños), podrían sufrir nuevamente límites de por vida en sus pólizas.
  • El presupuesto estatal podrían sufrir pérdidas que alcanzarían los $3,700 millones.

A nivel nacional, según estimaciones del Gobierno Federal, se  estima que de revocarse el Obamacare, más de 20 millones de personas en el país podrían perder sus seguros de salud incluyendo 4.4 millones de niños. Esto no sólo pondría en riesgo la salud de millones de estadounidenses, sino que crearía un enorme caos dentro del sistema de salud estadounidense.

De acuerdo a un informe del Urban Institute, si el Congreso deroga el Obamacare y no lo reemplaza para el año 2019 habrán 30 millones de estadoounidenses sin cobertura médica.