Líderes de NY reaccionan sobre el perdón presidencial a Oscar López

Destacan gesto de Obama es reconciliación con la justicia
Líderes de NY reaccionan sobre el perdón presidencial a Oscar López
Oscar López Rivera pasó 35 años tras las rejas.

NUEVA YORK.- En Nueva York no se hicieron esperar las reacciones sobre el perdón presidencial al independentista puertorriqueño Oscar López Rivera anunciada por la Casa Blanca.

La mayoría destacan la benevolencia del presidente Barack Obama, pero al mismo tiempo reconocen que el perdón a López Rivera, significa una reivindicación de la justicia. Desde funcionarios elegidos hasta líderes de organizaciones defensoras de los derechos civiles celebraron la liberación de López prevista para el 17 de mayo. El independentista pasó 35 años en una prisión federal acusado de sedición.

La presidenta del Concejo Melissa Mark-Viverito declaró estar emocionada y feliz por el perdón a Oscar López, un caso en el que estuvo particularmente muy involucrada y que en consecuencia, el anuncio presidencial, le resultó abrumador.

“Este es un caso en el que el castigo no encajaba. Oscar López Rivera no fue declarado culpable de haber participado en ninguna acción en la que hubo daño físico y la culpabilidad por asociación nunca fue suficiente para su condena. No es en lo que se basa nuestro sistema de justicia penal. Esta fue una sentencia injusta y han sido 35 años de haber estado en la cárcel por sus convicciones políticas. Por lo tanto, era puramente una situación política”.

Mark-Viverito que en efecto, constantemente lideró acciones en demanda de la liberación de López Rivera agregó que fue demasiado el tiempo el que el independentista pasó en la cárcel.

“Al principio, dijo no al perdón que el entonces presidente Clinton le ofreció, porque no se ofreció a todos por igual y luego todos fueron liberados, y él fue el único que quedó en prisión, lo cual fue inhumano por muchas razones”, subrayó la edil, también de origen boricua.

“Hay sólo unas pocas veces que el pueblo de Puerto Rico -en la isla y en la diáspora- ha mostrado una fuerza sólida y unificadora en la acción colectiva. En mi vida, Vieques fue uno de esos episodios. Ahora tengo la suerte de ver otro hermoso capítulo – la liberación incondicional de Oscar López Rivera. Él era el último recluso político puertorriqueño que quedaba y su gracia y perspectiva positiva es lo que más recuerdo cuando lo conocí en la penitenciaría federal el año pasado. Ahora podemos mirar el legado del presidente Obama bajo una luz diferente. Al liberar a Oscar López Rivera en un acto de reconciliación, el presidente liberó tanto al prisionero como al injusto sistema que lo mantenía tras las rejas”, declaró  Juan Cartagena presidente y consejero general de LatinoJustice PRLDEF.

Cartagena agregó que LatinoJustice PRLDEF, que es una organización que ha defendido la liberación de Oscar por años, expresa su más profundo agradecimiento al presidente, al increíble abogado de Oscar, Jan Susler, a todas las personas que apoyaron su liberación y finalmente, al mismo Oscar López Rivera por no renunciar nunca a la esperanza. Los partidarios de López a menudo lo comparan con Nelson Mandela, quien también estuvo involucrado en un movimiento político armado y cumplió una larga prisión. López Rivera había dicho que ya no tolerará la violencia en la lucha por la independencia de Puerto Rico. Pero él dijo que si sale un día de la prisión, saldrá con la cabeza alta.

El puertorriqueño René Pérez, ex integrante de Calle 13, dijo en su cuenta de Twitter: “Puerto Rico, nuestra mancha de plátano salió del mismo racimo. Unidos como hermanos lo logramos”.

“Doy las gracias al presidente Obama por dar este paso, un acto de gracia magnánima. También quiero agradecer a todos los activistas, funcionarios electos y puertorriqueños comunes que trabajaron incansablemente para asegurar la libertad de Oscar”, declaró la congresita demócrata por Nueva York Nydia M. Velázquez.

“La noticia de que el presidente Obama perdonó a Oscar López es trascendental para todos los puertorriqueños. En este momento, cuando nuestra amada isla ha soportado tanta turbulencia económica y dificultades, la liberación de este hombre es un paso importante de la justicia. La dignidad y la humanidad de Oscar han ayudado a reunir a los puertorriqueños de todas las orientaciones políticas, unificando a nuestro pueblo. Su liberación, por fin, debe ser celebrada y estoy profundamente conmovida de que, finalmente, llegue a casa”, agregó Velázquez.

“Oscar López Rivera es un luchador por la libertad, por el respeto y la dignidad de nuestro amado Puerto Rico. Los puertorriqueños de Nueva York y la nación celebran su perdón como la corrección de un error que ha afligido a nuestra comunidad durante décadas. Aplaudimos al presidente Obama por concederle clemencia y nos comprometemos a continuar la lucha por la justicia para Puerto Rico”, declaró José López, director de la organización Make the Road New York.

Entretanto, el actor y director teatral de ascendencia puertorriqueña Lin-Manuel Miranda escribió en su cuenta de Twitter “Sollozando con gratitud desde Londres. Oscar López Rivera llegará a casa. Gracias @Potus”.

De su parte el novel congresista neoyorquino Adriano Espaillat también se congratuló por la decisión del presidente Obama por el perdón a Oscar Rivera López.

“Felicito al presidente Barack Obama por su decisión de perdonar a Oscar Rivera López. López ha pasado los últimos 36 años de su vida en una prisión federal. Ahora se le permitirá regresar a casa para estar con su familia, sus seres queridos y una comunidad que ha permanecido leal en apoyo y pidiendo su liberación”.