Recuperaremos nuestras escuelas el 19 de enero

Recuperaremos nuestras escuelas el 19 de enero
Debemos luchar activamente para proteger el derecho de nuestros niños a una excelente educación. /ARCHIVO

Mientras estamos a la espera de los desafíos que el próximo gobierno presentará para las comunidades de la clase trabajadora y personas de color, debemos luchar activamente para proteger el derecho de nuestros niños a una excelente educación. Debemos permanecer unidos como maestros, padres de familia y alumnos para exigir que se invierta en las escuelas públicas.

No podemos permitir que el presidente electo Donald Trump y la persona que seleccionó como secretaria de Educación, Betsy DeVos, afecten a nuestros estudiantes al promulgar medidas de política nocivas que empeorarán la desigualdad racial. Su plan para nuestro sistema educativo incluye gastar $20 mil millones de fondos federales para privatizar la educación por medio de escuelas independientes (charter) y programas de vales (vouchers), una medida que les quitará fondos a las escuelas públicas.

Sin estos fondos, nuestros niños perderán programas cruciales de enriquecimiento, como arte y música. La privatización de las escuelas públicas incluye las escuelas charter, que a pesar de recibir fondos públicos, están a cargo de entidades privadas. Estas escuelas, a las que van mayormente niños latinos y de raza negra en zonas urbanas, producen efectos negativos como el cierre de escuelas, la guerra contra los maestros, recortes presupuestarios y el uso excesivo de pruebas estandarizadas. No podemos permitir que se abandone a las escuelas de nuestras comunidades a favor de escuelas privatizadas que les quitan fondos a las escuelas comunitarias. Debemos entrar en acción.

El jueves, 19 de enero, The National Alliance to Reclaim Our Schools (AROS), una alianza sin precedente de padres, jóvenes, y organizaciones comunitarias y sindicales que en conjunto representan a más de siete millones de personas en todo el país, ha organizado un Día Nacional de ACCIÓN para defender a nuestras escuelas del plan de gobierno de Trump/Betsy DeVos y proteger a las escuelas públicas plenamente financiadas que nuestros estudiantes merecen. Consideramos que la mejor manera de asegurar que todos los niños tengan la oportunidad de tener una vida rica y productiva es por medio de escuelas públicas en un sistema financiado por el gobierno, equitativo y administrado democráticamente. El Día Nacional de ACCIÓN será un día en que padres, estudiantes, maestros y miembros de la comunidad:

–       Exigirán que nuestras escuelas y recintos académicos sean santuarios sin la amenaza de deportación, racismo y hostigamiento.

–       Apoyarán la educación pública y le pedirán al Senado que rechace a Betsy DeVos como secretaria de educación.

–       Instarán a quienes dictan la política a que inviertan en nuestras escuelas públicas, hagan que los multimillonarios y Wall Street paguen lo que les corresponde, y protegerán los fondos del Título I.

Los alentamos a que se organicen o participen en un evento que refleje los asuntos de justicia educativa que son más prevalentes en su comunidad. Hay muchas maneras de participar: organicen una manifestación en la oficina de su distrito escolar local, reúnanse con su senador para exigir que vote en contra de Betsy DeVos o protesten frente a las oficinas de legisladores estatales o miembros del Congreso para exigir que se invierta lo necesario en la educación pública y pedirles que voten NO respecto a vales y la expansión de escuelas charter.

El Día Nacional de ACCIÓN es una oportunidad de unirnos en contra de los bullies corporativos que amenazan el futuro de nuestros niños. Nuestros hijos merecen defensores que velen por sus necesidades; no podemos defraudarlos, particularmente ahora. La lucha para promover la igualdad en la educación nunca ha sido tan importante.

-Kyle Serrette es director de la campaña de justicia educativa del Center for Popular Democracy