Inmigrantes de Nueva York piden proteger y expandir Obamacare

Aseguran que la derogación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible empeoraría aún más la situación de miles de indocumentados en Nueva York
Sigue a El Diario NY en Facebook
Inmigrantes de Nueva York piden proteger y expandir Obamacare
El reporte de Make the Road New York fue presentado en las escalinatas de la Alcaldía de Nueva York.
Foto: Rebecca Telzak / Make the Road New York

La posible derogación y reemplazo de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), mejor conocida como Obamacare, mantiene a todos en un hilo en Nueva York.  Es que este estado ha sido uno de los más beneficiados con esta histórica legislación firmada por el presidente Barack Obama en marzo de 2010.

Uno de los grupos que podría resultar más perjudicado de revocarse la polémica ley podría ser el de los inmigrantes, especialmente los indocumentados, la mayoría de los cuales son de origen latino.

“Hay muchas personas en mi comunidad a quienes les ha beneficiado la reforma de salud como a mí. Es importante que todas las personas tengan acceso a un seguro de buena calidad y de bajo costo. Por eso estamos aquí hoy para decirle al Congreso y al presente  electo Donald Trump que no quiten el seguro médico”, dijo Margarita Galarza, una inmigrante de 60 años que recibe Medicaid.

De acuerdo a un nuevo reporte dado a conocer este miércoles por la organización “Make the Road New York” (MRNY), de derogarse el Obamacare por parte de la Administración del presidente electo Donald Trump, incluyendo la eliminación de la expansión del Medicaid, el número de indocumentados no asegurados podría aumentar en los próximos años en todo el estado.

Según el reporte de MRNY llamado: “Salvaguardando la Cobertura de los Inmigrantes”,  en el estado de Nueva York residen unos 873,000 inmigrantes indocumentados. De ellos, aproximadamente la mitad –unos 457,000no tienen ningún tipo de seguro médico, según cifras del Migration Policy Institute.

Por esta razón, a tan sólo dos días de que Trump tome posesión como presidente  y en medio de las negociaciones en el Congreso sobre la posible revocación del Obamacare, MRNY advirtió sobre la importancia de mantener y expandir las opciones de cobertura de los neoyorquinos. El llamado va dirigido principalmente a la protección de los inmigrantes, quienes a menudo se enfrentan a mayores obstáculos en el acceso a cuidados médicos.

“Si el ACA se derogara, tendría un impacto perjudicial en todos los que se han inscrito en un seguro, y será un gran paso atrás de todos los avances que hemos logrado con la cobertura en Nueva York a lo largo de los años. En lugar de retroceder, debemos mejorar programas actuales y proteger y expandir la cobertura de salud para todos los inmigrantes en el estado”, dijo Becca Telzak, directora de los Programas de Salud de MRNY.

Aunque fueron excluidos completamente del ACA, al no tener la posibilidad de comprar pólizas privadas en los Mercados de Seguro de Salud (Marketplace), y a pesar que tampoco son elegibles para recibir asistencia pública por parte del Gobierno Federal, ciertos grupos de indocumentados en el estado de Nueva York cuentan con diferentes opciones para recibir servicios médicos gratis o de bajo costo gracias a la expansión del Medicaid y otros programas de salud que ofrecen hospitales públicos y organizaciones comunitarias del estado y la ciudad de Nueva York.

Por ejemplo, todos los niños menores de 19 años que son inmigrantes indocumentados pueden recibir seguro médico a través del programa Child Health Plus Program (CHIP). Adicionalmente, el estado tiene un programa llamado Medicaid for Pregnant Woment (anteriormente llamado PCAP), que ofrece cobertura a madres indocumentadas antes, durante y después del parto.

Entre tanto, los indocumentados adultos pueden recibir Emergency Medicaid por parte del estado basado en sus ingresos. Mientras que en la Gran Manzana pueden acceder a programas como la iniciativa Action Health NYC, entre otros, que ofrecen cuidados de salud gratuitos o a bajo costo sin importar su estatus migratorio.

A pesar de los avances a nivel estatal y local para mejorar la cobertura de los indocumentados, aún existe un gran número de inmigrantes que no tiene acceso a cuidados de salud y enfrentan muchas barreras. Por ejemplo, el reporte de MRNY, que se realizó entrevistando a más de 838 inmigrantescasi todos latinos– llegó a la conclusión de que la falta de seguro médico está vinculada a altas tasas de enfermedades crónicas y que incrementa en más del doble las posibilidades de no tener acceso a doctores y otros proveedores de salud. Por lo tanto, estas personas no realizan visitas regulares a un médico o busquen ayuda cuando estén enfermas.

También, el no tener cobertura médica aumenta las posibilidades de que las personas dependan de los servicios de salud ambulatorios de los hospitales o las salas de emergencia cuando necesitan atención médica.  Un 82% de los no asegurados admitió estar preocupado ante la posibilidad de tener que pagar sus cuentas médicas, en comparación del 47% que sí tiene seguro.

“En mi comunidad son muchos a quienes les da miedo ir a una sala de emergencia para que los atiendan por no tener un seguro médico. Tienen miedo de que les llegue un recibo muy alto y no poder pagar. Por este motivo no van a un hospital o consultorio médico cuando están enfermos” dijo Galarza, quien es miembro de MRNY y reside en Bushwick, Brooklyn.

En general, se estima que si el Congreso deroga la ACA, cerca de 2.7 millones de neoyorquinos en todo el estado perderán su cobertura, la cual adquirieron a través del New York State of Health. Esto resultaría en una pérdida de $3.7 mil millones para el presupuesto estatal.

El reporte de Make the Road New York fue presentado en las escalinatas de la Alcaldía de Nueva York junto a activistas, defensores de los derechos de los inmigrantes, organizaciones comunitarias, legisladores locales, profesionales de la salud y familias afectadas por la falta de seguro médico.