Jóvenes reaccionan desafiantes a un discurso “que deshumaniza” a los inmigrantes

El nuevo Presidente arrancó su gobierno refiriéndose a los "estragos" que vienen por la frontera y "dreamers" prometen luchar contra esa visión del país.

Guía de Regalos

Jóvenes reaccionan desafiantes a un discurso “que deshumaniza” a los inmigrantes

Tras un discurso en el que no se mencionaron las contribuciones históricas a los inmigrantes sino únicamente “los estragos que vienen a nuestro país por la frontera”, algunos grupos reaccionaron desafiantes ante lo que esperan sea una guerra sin cuartel de parte del nuevo presidente Donald Trump, contra los inmigrantes y los que no entran en su visión de lo que es ser un “estadounidense”.

Los primeros en alzar la voz desafiante fueron jóvenes inmigrantes, por medio de su organización “United We Dream”, que están en el ojo del huracán ante las promesas de que Trump eliminará el programa DACA que protege a 740,000 inmigrantes de la deportación, entre sus primeros actos de gobierno.

“Este presidente llevó una campaña de división, racismo y odio. Sus palabras de hoy fueron un llamado a las armas nacionalistas, para deshumanizar y criminalizar a los inmigrantes y las personas de color”, dijo  la organización en un comunicado.

La directora de la organización, Cristina Jiménez, dijo además que “Nuestro mensaje a la nueva administración es que Aquí Estamos Y No Quedamos. Lucharemos para defender a nuestra gente y nuestra victoria – DACA.  Nuestra comunidad continuará organizando para defender y proteger a nuestras comunidades.  Y estamos comprometidos a avanzar una visión del país que sea inclusiva, donde exista justicia, seguridad y dignidad para todos”.

Periodistas que se hallaban en el evento señalaron que “varios cientos de partidarios de Trump” abuchearon al líder demócrata Charles Shumer cuando mencionó a los inmigrantes y a los gays.

“Cualquier sea nuestra raza, religión, orientación sexual, identidad de género, inmigrantes o nativos, con discapacidades o sin ellas, ricos o pobres, todos somos excepcionales en nuestra devoción a nuestro país”, dijo Schumer, el único demócrata en dar un discurso durante la toma de posesión.

Allí vinieron los abucheos.

El propio discurso de Trump estuvo lleno de referencias a la “unidad” y en un momento dado habló contra el “prejuicio”, lo cual fue interpretado por algunos como una manifestación incluyente.

Pero por otro lado, la exclusión de cualquier referencia positiva a la inmigración y a la diversidad del país fue notoria, señalaron expertos.

“No habló para nada de la historia de Estados Unidos como una historia de diversidad”, dijo Jamie McKown, profesor de gobierno del Colegio del Atlántico.

Trump indicó que “debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países fabricando nuestros productos, robando nuestras empresas y destruyendo nuestros empleos” a lo que algunos señalaron que parecía estar llamando “estragos” a los inmigrantes.

La Unión de Libertades Civiles Americanas ACLU reacción en Twitter, indicando que “apoyamos la idea del presidente Trump de que Estados Unidos debe ser un lugar seguro. Y esto incluye a los musulmanes y a los inmigrantes que viajan por nuestro país”.