5 cosas increíbles que pasan en la Liga de fútbol de España

Más allá de los excelentes resultados en el plano internacional, en casa esconde muchas cosas turbias la llamada "liga de las estrellas"
Sigue a El Diario NY en Facebook
5 cosas increíbles que pasan en la Liga de fútbol de España

Los títulos hablan por sí solos y la Liga española de fútbol es la que más puede presumir de ellos.

Su dominio ha sido tan impresionante que desde el año 2000 acumula el 50% de los títulos (25 de 50) entre Liga de Campeones, Copa UEFA/Liga Europa y la Supercopa.

Además, en España han disfrutado cada fin de semana de los mejores jugadores del mundo desde el cambio de siglo en una lista que ha incluido a futbolistas como el francés Zinedine Zidane, los portugueses Luis Figo y Cristiano Ronaldo, los brasileños Ronaldinho, Kaká y Ronaldo, y el argentino Lionel Messi.

Y fue cuna de la selección que maravilló al mundo entre 2008 y 2012, conquistando dos Eurocopas y un Mundial.

Sin embargo, en la liga que en lo futbolístico puede considerarse como la mejor del mundo, ocurren situaciones un tanto peculiares que han causado malestar y ha generado una ola de críticas entre los mismos clubes y sus aficionados.

En BBC Deportes te las contamos.

1. No tiene tecnología de línea de gol

España es la única liga profesional de fútbol entre las principales de Europa que no ha implementado la tecnología de la línea de gol que desde la temporada 2013-2014 acabó con los goles “fantasma” en la Liga Premier y en los mundiales.

Hace una semana ocurrió una situación en la que el balón cruzo claramente la línea de gol y entró en la portería, pero ni el árbitro ni su asistente se percataron del hecho y no concedieron el tanto que hubiera significado el empate del Barcelona frente al Betis.

Además de Inglaterra, la polémica tampoco hubiera pasado en los torneos de Alemania, Francia, Italia y Holanda.

El presidente de la Liga, Javier Tebas, admitió que había sido gol, pero que el sistema de “ojo de halcón” se había desechado entre otras cosas por su alto precio y que su organización es más proclive al uso del videoarbitraje, que está siendo probado por la FIFA.

2. Menos jugadores o que no estuvieron

En ese mismo partido el acta oficial registra que el Betis jugó con 10 futbolistas y que uno de ellos fue Fran Mérida, jugador que forma parte de otro equipo, el Osasuna.

Según aclaró el diario El País, el árbitro cambió a Tosca por Mérida y se olvidó de Pardo, el nuevo fichaje del Betis.

Pero eso no es algo nuevo.

Según contó en una ocasión a BBC Mundo el estadístico deportivo Alexis Martín Tamayo, mejor conocido como MisterChip en las redes sociales, en España “las actas muchas veces registran cosas que no son verdad”.

3. No se llevan los goles

En referencia al anterior punto ocurre el hecho que en el fútbol español no hay un organismo oficial que se encargue de contabilizar los goles que se anotan en el campeonato, por lo que no hay un reconocimiento institucional al máximo goleador del torneo.

Esa responsabilidad recae en el principal periódico deportivo del país, Marca.

Es por ello que a veces aparece una disparidad en el total de goles de algunos futbolistas como Messi o Ronaldo, quienes suman un “gol fantasma” que algunas cuentas se los dan a ellos pero otros no.

En el caso del argentino, una de las controversias ocurrió en un partido contra el Mallorca en la temporada 2010-2011, mientras que otro fue contra el Athlétic Club de Bilbao en la 2011-2012.

4. Horarios de partidos

No se trata de algo exclusivo de la Liga, ya que son muchos los países que han repartido los partidos de la fecha en una franja horaria que se extiende durante cuatro días, de viernes a lunes.

Pero en el caso de España, se trata de evitar que un partido se juegue simultáneamente a otro por lo que el balón está en constante movimiento desde el mediodía hasta bien entrada la noche.

Y ha ocurrido la situación, en especial en partidos de Supercopa, que se programe un duelo a una hora que comienza un día y termina al siguiente.

5. Precariedad de los estadios

El temporal de viento que sacudió la costa noroeste de España obligó al aplazamiento de los encuentros que iban disputar Deportivo y Betis en La Coruña y Celta y Real Madrid en Vigo.

En ambos casos fue por razones de seguridad, lo que nadie ha cuestionado.

Lo que sí se resalta es la precariedad de la mayor parte de los estadios en el campeonato español, “viejos y repletos de parches, que sólo sirven para salir del paso mientras no hay problemas ajenos al control de la propia competición”, destacó en un reportaje el diario Marca.

“La mayoría de los actuales pertenecen a la generación del Mundial 82 e incluso anteriores” agrega, resaltando que hay unas excepciones como San Mamés (Bilbao), Cornellá (Espanyol de Barcelona) y Gran Canaria (Las Palmas).