Editorial: Trump favorece a Wall Street

Sigue a El Diario NY en Facebook
Editorial: Trump favorece a Wall Street

El presidente traicionó a su base política trabajadora al apostar por el interés de Wall Street por sobre los ahorros privados de los retirados. Con una orden ejecutiva impidió que entre en vigencia una norma para proteger  a los ahorristas en favor de los corredores de bolsa, asesores y la industria financiera.

Se podría pensar que la prioridad de un asesor financiero es poner como prioridad “el interés” del socorrista que lo consulta. Pero no es así. El único compromiso que tiene es aconsejar lo que cree “apropiado”.

Entre una y otra palabra hay una diferencia a miles de millones de dólares en ganancias para la industria y el riesgo de que decenas de millones de personas que se esforzaron para tener un ingreso adicional en su retiro vean su dinero desperdiciado.

Bajo el gobierno del presidente Obama se aprobó una reforma financiera para impedir que se repitieran las causas que llevaron a la crisis hipotecaria y la Gran Recesión. El Departamento de Trabajo puso allí una regla fiduciaria para proteger los ahorros privados de retiro, dando una mayor transparencia a la inversión.

La norma que debía entrar en vigencia en abril de este año exigía la obligación de buscar lo mejor para el cliente y dar a conocer si recibe el corredor recibe comisiones por vender determinados productos financieros. La experiencia dice que cuando rige una norma como la nueva, se reduce la cantidad de corredores, se consolida el sector y deja de ser el Viejo Oeste.

Wall Street pegó el grito porque en la actualidad el conflicto de interés en contra del ahorrista le reditúa por lo menos 2,400 millones anuales en comisiones. El odio republicano a la reforma es comparable con el del Obamacare.

El motivo público para impedir que entre en vigencia es darle más opciones al ahorrista. Que el mercado libre es bueno para el consumidor.

Pero el texto de la orden explica que basta con que le cueste dinero a Wall Street para que no se implemente.

Los ahorristas que tenían su dinero invertido en Wall Street a largo y mediano plazo fueron los perdedores cuando desaparecieron billones de dólares en la crisis del 2008. Las comisiones millonarias de productos financieros fueron  cobradas mucho antes de que se derrumbara su valor.

Wall Street hallando  maneras de volver a los viejos trucos riesgosos que causaron la crisis.  El bloqueo de la norma le da una ayuda importante para que los retiros privados sigan tan vulnerables a la codicia como antes.