Tropas de OTAN y EEUU se despliegan en los Bálticos como refuerzo contra Rusia

La participación de tropas estadounidenses se debe, principalmente, a un acuerdo previo
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tropas de OTAN y EEUU se despliegan en los Bálticos como refuerzo contra Rusia
El conflicto en Ucrania se vuelve más tenso.
Foto: EFE/MARKIIAN LYSEIKO

Riga – Lituania, Letonia y Estonia reciben esta semana refuerzos militares de sus socios de la OTAN y de Estados Unidos en cumplimiento del compromiso adquirido por los aliados para reforzar su flanco oriental, tras la anexión rusa de Crimea y el conflicto en el este de Ucrania.

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, dio hoy la bienvenida a los primeros integrantes del batallón de la OTAN que se desplegará en el territorio de esta exrepública soviética y elogió el paso dado para garantizar la seguridad de la región y de la propia Alianza.

En el acto estuvo presente la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, cuyo país liderará el batallón en Letonia, mientras que el Reino Unido comandará las unidades desplegadas en Estonia; Canadá, las de Letonia; y Estados Unidos, las de Polonia.

Según explicó un portavoz del ministerio de Defensa de Letonia, entre mañana y pasado llegará al país un contingente de carros de combate M1A2 Abrams estadounidenses que se sumarán a los 250 soldados de la tercera brigada acorazada que ya se encuentran en en el territorio nacional.

Permanecerán en Letonia nueve meses y son la avanzadilla del batallón que la OTAN destacará en el país.

Los estadounidenses quedarán estacionados en la base militar de Adazi, unos 30 kilómetros al norte de la capital, Riga, y reemplazarán a la brigada desplegada desde septiembre de 2016 en el marco de la operación “Atlantic resolve”, misión diseñada para mostrar el respaldo a los aliados de Europa del Este frente a las agresiones rusas en Ucrania.

En mayo se sumarán a ellos alrededor de 450 soldados canadienses y tropas de otros países de la OTAN que conformarán un batallón de alrededor de 1.000 efectivos y que la Alianza platea como instrumento disuasorio frente a la amenaza rusa.

En ese batallón está previsto que se integren alrededor de 300 efectivos españoles, según declaraciones del ministro letón de Defensa, Raimonds Bergmanis, recogidas por los medios locales tras una reunión celebrada en enero.

Su departamento ha anunciado también que planea situar de forma permanente una compañía militar en la región de Latgale, fronteriza con Rusia, equipada con radares y armamento antiaéreo y que podría servir también como punto de reunión para las unidades paramilitares voluntarias de la Guardia Nacional.

En la vecina Estonia, Estados Unidos también ha comenzado la rotación de sus tropas estacionadas en la base de Tapa, a donde llegaron ayer nuevos efectivos y vehículos blindados, según informó la radio televisión pública de este país báltico.

El desembarco de las tropas aliadas tranquiliza por el momento a las tres exrepúblicas soviéticas, preocupadas sobre el futuro compromiso de estadounidense con la región después de que, antes de llegar a la Casa Blanca, Donald Trump insinuara que podría condicionar el apoyo a los países aliados a que estos invirtieran lo que deben en materia de defensa.