Cómo te conviene más cambiar dinero cuando viajas

Si no tienes cuidado, conseguirás un tipo de cambio malo y tendrás que pagar comisiones muy altas

Guía de Regalos

Cómo te conviene más cambiar dinero cuando viajas
Foto: Shutterstock

Gracias a las tarifas aéreas más bajas y un dólar estadounidense fuerte, muchos estadounidenses viajan al extranjero. Pero una vez que llegan a su destino, deben tener cuidado al cambiar dinero. Es fácil que te estafen.

La primera regla es evitar los quioscos y escaparates de cambio de moneda, dice Matt Schultz, analista senior de la industria en CreditCards.com.

La tarifa que obtendrás básicamente no es la misma que puedes obtener a través de una tarjeta de crédito”, señala Schulz. O incluso una tarjeta de débito, para el caso.

Travelex, la empresa de cambio de divisas que opera quioscos en aeropuertos de todo el mundo, ofrecía un tipo de cambio de 1 euro por $1.26 a principios de octubre. El mismo día, el tipo de cambio de MasterCard fue de 1 euro por $1.12, dice Schultz.

Puedes pensar que se trata de una gran diferencia, pero haz la suma. Si pagas 500 euros por boletos de tren para tu familia y lo cargas en tu MasterCard, pagarías $560. Pero si cambias tus dólares por 500 euros en efectivo en el mostrador de Travelex, terminarás pagando $620, señala Schulz.

Schulz recomienda que los viajeros se basen en 2 herramientas básicas: una tarjeta de crédito que no cobra tarifas de transacción en el extranjero y una tarjeta de débito bancaria, que normalmente ofrece tipos de cambio competitivos.

Estas son algunas reglas básicas para ayudarte a obtener los mejores tipos de conversión de divisas mientras viajas fuera de los Estados Unidos.

Utiliza tu tarjeta de débito si necesitas efectivo. Puedes utilizar tu tarjeta de débito para realizar una extracción en un cajero automático del banco local. Sin embargo, es recomendable investigar cuánto cobra tu banco por retiros realizados en cajeros extranjeros. Algunos bancos cargan tarifas para los cajeros automáticos de $3 a $5, así como una tarifa de transacción de débito de hasta el 3%. Si te resulta inaceptable, piensa en abrir una cuenta en un banco que no cobre dichas tarifas, como Simple.

Carga las compras a una tarjeta de crédito que no cobre honorarios por transacciones en el extranjero. Una tarjeta de este tipo puede ahorrarte pagar honorarios de hasta el 3% de lo que cargas. Hay muchas  tarjetas de crédito disponibles de este tipo, como la tarjeta Capital One Quicksilver Cash Rewards o la tarjeta Chase Sapphire Preferred. Investiga qué programa de recompensas se adaptaría mejor a tus hábitos de gasto. Si necesitas solicitar una tarjeta, asegúrate de hacerlo al menos entre 6 a 8 semanas antes de tu viaje para asegurarte de que la tarjeta te llegue a tiempo.

Evita los puestos de cambio de moneda. Rara vez ofrecen tarifas favorables al cambiar dinero. Para conocer cuánto varían, consulta las tarifas en Travelex y MasterCard.

No dejes que los comerciantes extranjeros te cobren en dólares estadounidenses. Se trata de una trampa en la que los usuarios de tarjetas de crédito a veces caen, dice Schultz. Si un comerciante se ofrece a cargar el monto de su compra en su tarjeta en dólares estadounidenses en lugar de en la moneda local, un proceso también conocido como conversión dinámica de divisas, no aceptes la oferta. El tipo de cambio es a menudo muy malo, y el comerciante puede también agregar comisiones. Lo recomendable es dejar tu monto a cargar en la moneda original y dejar que tu compañía de tarjetas de crédito te proporcione su tipo de cambio.

No utilices tu tarjeta de crédito para obtener un adelanto en efectivo. Las empresas de tarjetas de crédito pueden ofrecer tipos de cambio competitivos, pero muchas cobran comisiones y tasas de interés altas. Además, el interés en un adelanto de efectivo comienza inmediatamente cuando retiras el dinero, en vez de después del típico período de gracia libre de intereses para los cargos a una tarjeta de crédito.

– Aimee Picchi