De Blasio promete crear 100,000 nuevos trabajos y luchar por los inquilinos

En su discurso anual el mandatario anunció que trabajará fuertemente en el sector laboral y de vivienda
Sigue a El Diario NY en Facebook
De Blasio promete crear 100,000 nuevos trabajos y luchar por los inquilinos
Alcalde Bill de Blasio saluda a los niños durante la parada de Los Tres Reyes Magos. La gente de El Barrio festeja los cuarenta años de la parada de los Tres Reyes Magos organizada por El Museo del Barrio. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY.

Este lunes el alcalde Bill de Blasio ofreció su discurso de Estado anual y dentro de los principales puntos que resaltó para el futuro de Nueva York en los próximos años, anunció la protección de la vivienda asequible y más empleos para los habitantes de la Gran Manzana.

De Blasio se refirió a un plan en el que se comprometió a crear 100,000 empleos “bien pagados” en diferentes sectores para la próxima década, de los cuales 40,000 se darán en los próximos 4 años.

Asimismo, el mandatario mencionó que a partir de este año y durante los próximos 10 años, la Ciudad invertirá $2,600 millones en la modernización de edificios de vivienda pública y estimulará la renovación de viviendas privadas, promoviendo el empleo y cuidado del medio ambiente.

Con este programa Nueva York pretende crear 30,000 empleos ambientales en el área de construcción, que promuevan el desarrollo sostenible.

En el área de la vivienda, el alcalde anunció que se incrementarán 10,000 apartamentos para quienes ganen anualmente menos de
$40,000, incluyendo 5,000 casas para adultos mayores y 500 más para veteranos.

Para lograr su objetivo, la Ciudad invertirá $1,900 millones que ya fueron aprobados en fondos capitales para los próximos siete años, todo dentro del plan de la Ciudad para proteger o construir 200,000 viviendas a bajo costo hasta el 2024.

De Blasio recalcó que en los últimos tres años se han logrado preservar y construir 62,500 apartamentos.

Otro de los puntos que tocó el mandatario en su discurso fue el fortalecimiento del programa de acceso a asesoría legal gratuita por parte de inquilinos que enfrenten procesos de desalojo y que ganen $50,000 o menos, con lo que se espera que el programa beneficie en los próximos cinco años a 400,000 neoyorquinos que puedan luchar para permanecer en sus casas.