En medio de escándalo renuncia el asesor de Seguridad Nacional

El gobierno de Trump sufre su primera baja
En medio de escándalo renuncia el asesor de Seguridad Nacional

Michael Flynn, el Asesor de Seguridad Nacional  del gobierno de Trump, presentó esta noche su renuncia, luego de que saliera a la luz que engañó a funcionarios de la administración con relación a sus contactos con el embajador ruso en EEUU.

En este sentido Sally Yates, quien estaba en su momento al cargo del departamento de justicia, había alertado el mes pasado a la Casa Blanca  que Flynn era potencialmente vulnerable al chantaje de los rusos.

Esta primera renuncia ocurre cuando aún el presidente electo no ha terminado de confirmar su gabinete. El militar retirado de 57 años y principal asesor de seguridad nacional de Trump durante su campaña, duró menos de un mes en el cargo.

La controversia

Según reportes de medios estadounidenses, Flynn habría discutido las sanciones de Estados Unidos con el embajador ruso en el país, Sergey Kislyak, previo a la toma de posesión del 20 de enero.

En Estados Unidos es ilegal que civiles realicen tareas de diplomacia nacional. Las conversaciones con Rusia se registraron previo a ser confirmado en el puesto por el gobierno de Trump.

Según informó la casa blanca, Joseph Keith Kellogg fue designado de forma interina para el puesto.

“Información incompleta”

En su carta de renuncia, Flynn dice que “de forma inadvertida” dio “información incompleta” al vicepresidente, Mike Pence, y a otros integrantes del gobierno sobre las llamadas telefónicas con el embajador ruso en EE.UU.

Flynn negó inicialmente haber discutido las sanciones con el embajador y Pence lo respaldó públicamente de las acusaciones al respecto.