Asamblea estatal aprueba iniciativa para no juzgar a menores como adultos

Con el cambio en la ley se espera evitar procesar a jóvenes de 16 y 17 años en tribunales penales por ofensas no violentas
Asamblea estatal aprueba iniciativa para no juzgar a menores como adultos

Junto a Carolina del Norte, Nueva York sigue siendo el único estado del país que procesa penalmente como adultos a los menores de 16 y 17 años que cometen delitos no violentos, y este martes la Asamblea aprobó el proyecto que pretende aumentar la edad de juicio penal a  18 años y evitar que menores estén en prisión, como parte del paquete de reforma a la justicia.

El presidente de la Asamblea Estatal, Carl Heastie mencionó la importancia de apoyar el proyecto, como parte de un conjunto de leyes encaminadas a terminar con la disparidad del sistema de justicia penal del estado.

“Cuando iniciamos esta sesión legislativa prometí hacer de la reforma de la justicia penal una prioridad para la mayoría de la Asamblea”, dijo Heastie. “Este paquete legislativo honra ese compromiso y ofrece soluciones significativas a los asuntos en curso que continúan afectando desproporcionadamente a los neoyorquinos pobres y menos privilegiados”.

“Estas medidas traerán mejoras a todo el espectro de la justicia, elevando la edad de la responsabilidad penal, tomando medidas para aumentar la responsabilidad en la policía y ofreciendo transparencia en los procedimientos del gran jurado”, agregó Heastie. “Actualmente, los jóvenes de 16 y 17 años siguen siendo condenados a centros penitenciarios para adultos, donde sabemos que no pertenecen. Debemos trabajar con nuestros socios en el gobierno para promulgar esta iniciativa esta sesión”, dijo.

Asimismo, el presidente de la Comisión de Códigos de la Asamblea, Joseph R. Lentol, destacó que el tratamiento de jóvenes como adultos en el sistema de justicia penal ha demostrado ser contraproducente en los procesos de rehabilitación y defendió la iniciativa de aumento en la edad como una manera de apoyar el futuro de esos adolescentes.

“Las personas más jóvenes tienen una mayor oportunidad de cambiar sus vidas y convertirse en miembros productivos de la sociedad, que es uno de los principales objetivos del sistema de justicia penal. También debemos hacer todo lo posible para asegurar que los juicios sean justos”, agregó el legislador.

Ahora el Senado deberá aprobar la iniciativa, que pondrá a los menores bajo el manejo de cortes de familia y quienes cometan delitos violentos irán a tribunales penales, pero donde los jueces tendrán entrenamiento especial para lidiar de manera efectiva con los jóvenes. Ya varios senadores han mostrado su apoyo.

“De una vez por todas tenemos que poner fin a la lamentable práctica de encarcelar a adolescentes de 16 y 17 años con adultos. Es increíble que Nueva York, un estado progresista, sea uno de los dos únicos estados en el país que todavía procesa a jóvenes de 16 y 17 años como adultos”, comentó el senador José Peralta. “Nuestra Conferencia Demócrata Independiente está trabajando arduamente para elevar la edad de responsabilidad penal”.