Un muerto en El Bronx por bacteria que transmiten ratas

Autoridades de salud indicaron que dos personas más fueron contagiadas con la bacteria leptospirosis
Un muerto en El Bronx por bacteria que transmiten ratas
Edificio localizado en el 750 de la Grand Concourse en el Bronx, donde Braulio Balbuena contrajo leptospirosis.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Oficiales del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) fueron este miércoles puerta en puertas en el edificio 750 de la avenida Grand Concourse, en El Bronx, para alertar a los residentes sobre los síntomas de una enfermedad bacterial llamada leptospirosis, que se descubrió en ese lugar y que ya provocó la muerte de un inquilino y ha enfermado a otros dos.

Y debido a que los tres casos se descubrieron agrupados en una misma cuadra desde el pasado diciembre, esto ha llamado la atención de las autoridades, ya que usualmente en la Gran Manzana se registran de 1 a 3 casos de leptospirosis en todo año.

La comisionada del DOHMH, la doctora Mary Bassett, visitó ayer el edificio afectado e indicó que “lo inusual aquí es que hubo una agrupación”.

Sin embargo, las autoridades de Salud se apresuraron en afirmar que la enfermedad muy rara vez se transmite de persona a persona, y que los recientes casos se debieron a contagios por la orina de las ratas. “La enfermedad puede ser seria, pero es tratable con antibióticos fácilmente disponible”, indicaron.

Fernando Balbuena, hermano de Braulio en el lobby del edificio. Edificio localizado en el 750 de la Grand Concourse en el Bronx, donde Braulio Balbuena contrajo leptospirosis.
Fernando Balbuena, hermano de Braulio en el lobby del edificio. Foto Mariela Lombard

La leptospirosis es una enfermedad que le da a los animales y estos la transfieren a los humanos a través de su orina. En la Gran Manzana nunca se ha registrado un caso de contagio de un humano a otro, y por lo general han sido las ratas de la ciudad de Nueva York las que han transmitido la bacteria a los neoyorquinos.

De las tres personas infectadas en El Bronx, se informó que una había muerto, pero no se dio a conocer su identidad por razones de privacidad, mientras que las otras estaban en condición estable.

Uno de los enfermos es el dominicano Braulio Balbuena, quien fue el último caso identificado y quien vivía en el inmueble en el Grand Concourse. Su hermano, Fernando Balbuena, contó que desde que su mamá y hermano se mudaron al edificio, siempre ha habido ratas. “Yo estaba colando café y una rata camino por encima de mí”, contó.

Braulio vivía en el sótano con su madre, Rosa Flores de 72 años. Hace unas semanas su hijo comenzó a tener fiebre, dolores, y falta de apetito. Cuando lo llevaron al hospital Lincoln descubrieron que tenía la infección y estuvo internado por dos semanas.

“Yo lo voy a demandar”, aseguró la madre en referencia al casero del edificio. “Mi hijo se pudo haber muerto”. Braulio y Rosa se tuvieron que mudar del sótano a un hotel porque el Departamento de Edificios encontró, después de inspeccionar el lugar, que habían 8 cuartos ilegales en el sótano.

Madeline Legrand con su hija, Jessica viven la primera planta del 750 de Grand Concourse. Edificio localizado en el 750 de Grand Concourse en el Bronx, donde Braulio Balbuena contrajo leptospirosis.
Madeline Legrand con su hija, Jessica viven la primera planta del 750 de Grand Concourse. Foto Mariela Lombard

Los incidentes han dejado a los otros inquilinos y vecinos del área preocupados.

“Ahora yo tengo miedo”, dijo Madeline Legrand quien vive en el primer piso. Legrand quiere llevar a sus 4 hijos al doctor para asegurarse que no están enfermos. Ella y su hija Jessica dijeron que por las noches escuchan a las ratas en las paredes.

Evelinn Tejada quien vive en el área pero no el edificio afectado dijo que la noche del martes no durmió. “Esto de los roedores no es solo aquí, esto es en todo El Bronx”.

El Departamento de Salud ya ha identificado al área como una de las 15 con más ratas en la ciudad. “Esto refleja lo que hemos aprendido del control de ratas -que no podemos resolverlo un edificio a la vez”, dijo Bassett, al referirse que las infestaciones de roedores son resultados de una ecología vecinal.

El concejal del área, Rafael Salamanca, se reunió con los inquilinos en la tarde del martes y dijo que “estoy particularmente frustrado con la negligencia demostrada por el casero de 750 Grand Concourse”.

Ved Parkash, dueño del inmueble,  fue el primero en la lista de los peores caseros en el 2015, y el quinto en el 2016 con 992 violaciones de HPD y 28 de DOB. Actualmente los inquilinos lo están demandando por condiciones pobre de vida.

 

Enfermedad rara pero peligrosa

Pedro F. Frisneda

@PedroFrisneda

La infección de leptospirosis, que es causada por la  bacteria Leptospira, es una enfermedad rara y poco común en nuestra  área. Según las autoridades de Salud de Nueva York, en la Gran Manzana sólo se presentan de dos a tres casos cada año.

Por lo general, la infección se propaga por la orina de animales domésticos o salvajes como las ratas y se puede encontrar en aguas dulces que han sido contaminadas por la orina de animales infectados. La bacteria entra al cuerpo a través de cortes o heridas abiertas en la piel, por los ojos, la nariz o la boca. No se propaga de persona a persona.

Síntomas

Los síntomas más leves pueden tardar de 2 a 26 días en aparecer (el promedio son 10 días) y pueden incluir:

  • Fiebre leve.
  • Tos seca.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Dolores musculares.
  • Diarrea.
  • Vómitos o diarrea.

Precauciones

  • Evite el contacto con ratas o con lugares donde las ratas puedan haber orinado.
  • Lávese bien las manos con agua y jabón después de cualquier contacto con áreas donde las ratas pueden vivir.
  • Limpie las zonas donde ha visto ratas o donde usted cree que viven las ratas con una mezcla de agua con lejía doméstica.
  • Protéjase del contacto con la orina: use guantes de goma (especialmente si tiene algún corte o llaga en las manos o brazos), botas, máscaras y algún tipo de gafas.

Diagnóstico y tratamiento

La infección se puede diagnosticar con exámenes de sangre que buscan los anticuerpos de la batería. De resultar positivos la persona puede ser tratada con antibióticos comunes como la penicilina.  Los casos más complicados pueden requerir diálisis renal o tratamientos en una unidad de cuidados intensivos de un hospital (UCI). Si la persona no es tratada de manera oportuna puede desarrollar complicaciones graves como daño renal o hepático, que lo puede llevarla a la muerte.