¿Es hora de cambiar de rumbo laboral?

Buscar oportunidades en ocupaciones distintas a las que ha tenido hasta ahora obliga a una buena preparación
¿Es hora de cambiar de rumbo laboral?
Si contempla cambiar de ocupación, estudie muy bien los motivos para identificar si su deseo es simplemente cambiar de lugar de trabajo./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Alrededor de tres millones de personas dejaron su trabajo en diciembre de forma voluntaria. Y eso es bueno. El mercado del trabajo se mueve porque así lo quieren los trabajadores en un ambiente de oportunidades.

Quizá encontraron un mejor empleo, quizá quisieron dejar de trabajar durante un tiempo, quizá cambiaron completamente su rumbo laboral y están haciendo algo distinto a lo que hacían o se están preparando para dar el salto a una nueva ocupación. Si usted está considerando unirse a quienes quieren dar un giro en su profesión es bueno meditar el por qué y el cómo.

Elka Torpey, economista de la Oficina de Estadísticas Ocupacionales y Proyecciones de empleo, sugiere varios pasos para hacerlo.

  1. Sepa por qué quiere este cambio. Es posible que conozca mejor otras ocupaciones que le despierten un interés que antes no tenía o quizá tiene los medios para explorar una alternativa que en el pasado no podía. Es altamente probable que busque una mejor compensación. Es importate saber qué es lo que mueve el deseo de cambio, si es la poca motivación con el actual empleo o con las capacidades que usa en él, por ejemplo. Lo importante es distinguir el deseo de cambiar de trabajo –que puede resolverse buscando otro empleo similar–, del deseo de cambiar de carrera. Hacer una lista con las cosas que más le gusta de su trabajo y las que no le gustan ayuda a identificar hacia dónde quiere ir.
  2. Conozca su lugar de aterrizaje. Utilice los datos que ponen a disposición un buen número de empresas de ofertas de empleo que describen cada vez con más información los lugares de trabajo y los salarios que se cobran, además del ambiente laboral que se ha de esperar. El Bureau of Labor Statistics ofrece datos sobre proyecciones laborales de ocupaciones hasta 2024. Además, la propia BLS informa de la educación y formación que demandan ocupaciones en las que usted esté pensando.
  3. Contacte con amigos y profesionales. No para solicitar empleo sino para informarse y conocer las opciones en el nuevo sector en el que busque acomodo. Conectar a través de una red de contactos le ayuda a resolver sus dudas, hacer preguntas relevantes. Como consejo adicional de etiqueta, Torpey recomienda mandar una nota de agradecimiento a quien le tienda la mano además de mantenerle informado sobre sus progresos.
  4. Use las destrezas que tiene. Si busca un trabajo en un sector distinto del suyo va a necesitar transmitir que tiene unas habilidades que pueden ser usadas en el nuevo empleo. Para ello la economista del BLS recomienda que si usa un resumé cronológico, en el que se resuma el historial de empleo, se haga énfasis en lo que se ha logrado. Muchos profesionales de recursos humanos creen que la mejor manera de presentar un resumé cuando se da el salto a otra ocupación es hacerlo funcional, es decir orientado a mostrar capacidades y logros independientemente de cuándo y dónde se obtuvieron (eso es algo que se puede comentar en una entrevista). Es importante destacar y acomodar el resumé y la carta de presentación al trabajo al que se esté postulando.