Las tarjetas de pago de salarios pendientes de una apelación

Un organismo del departamento de Trabajo revoca una regulación que hacía optativas estas tarjetas

Las tarjetas de pago de salarios pendientes de una apelación
Las tarjetas de débito para pagos de nóminas están cargadas de comisiones./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El próximo martes 7 de marzo estaba previsto que entrara en vigor una regulación del departamento de Trabajo del estado de Nueva York que imponía cambios en el uso de las tarjetas de débito para pagar salarios, imponía una serie de requisitos de información y consentimiento por parte del trabajador. La frase está escrita en pasado porque ya no va a ocurrir en esa fecha y podría no entrar en vigor nunca.

El Industrial Board of Appeals (IBA), un organismo cuasijudicial del departamento de Trabajo con miembros nombrados por el Gobernador, revocó esta regulación el 16 de febrero porque considera que emitir estas normas no está dentro de la jurisdicción del departamento. Ahora todo queda pendiente de una apelación por parte de este propio departamento. El plazo son 60 días desde la decisión.

Esta regulación, que fue objeto de tres periodos de comentarios públicos, tenía como misión recortar algunas de las comisiones que se cobran en estas tarjetas y, sobre todo, que no fueran una imposición del empleador sino que fueran aceptadas por el trabajador. El problema es que estas tarjetas, que se calcula que usan casi 11 millones de trabajadores en el país, están llenas de comisiones que no siempre son explicadas a sus usuarios.

Un análisis del fiscal general de Nueva York en 2014 apuntaba que en la mayoría de estas tarjetas había comisiones por uso y por inactividad (comisión por no usar la tarjeta), se cobraba por usar los ATM y por conseguir información además de fuertes comisiones por sobregiro. En muchas ocasiones, tras la aplicación de comisiones, por más que el trabajador tratara de evitar los costos de uso, se terminaba disponiendo de un salario por debajo del mínimo legal.

Un total de 20 organizaciones laborales como Demos y NYC Labor Council for Latin American Advancement además de sindicatos confían “en que el Gobernador Andrew Cuomo y el departamento de Trabajo apelen la decisión” del IBA. Desde New Economy Project, que se suma a esta petición, se explica que esta regulación ahora revocada es más importante en estos momentos en los que el presidente y miembros del Congreso buscan acabar con protecciones para consumidores y trabajadores, incluyendo las propias reglas de la Oficina de Protección al Consumidor Financiero sobre tarjetas de prepago y de pago de nóminas. “El estado de Nueva York debe plantar cara a la presión de la industria [financiera] y no dejar pasar límites en estas protecciones tan importantes”, dicen desde esta organización en un comunicado.

Los miembros del IBA argumentan que el departamento de Trabajo no tiene jurisdicción para emitir una regulación que corresponde a los legisladores. Esta no consiguió salir en la legislatura en ocho ocasiones. “El fracaso de la legislatura para hacer enmiendas demuestra su satisfacción con las actuales disposiciones regulatorias o su incapacidad para llegar a un consenso sobre la manera en la que las tarjetas de débito para nóminas deberían estar reguladas por la ley laboral”, explican en su decisión.