Corea del Sur ofrece recompensa a desertores norcoreanos que brinden “información valiosa”

La medida se pondrá en marcha a partir del próximo mes de abril para "aquellos que ofrezcan datos de inteligencia sensibles"
Corea del Sur ofrece recompensa a desertores norcoreanos que brinden “información valiosa”

Seúl – Corea del Sur recompensará a los desertores norcoreanos que aporten “información valiosa” con hasta mil millones de wones (unos $860,000), cuatro veces superior a la cantidad establecida previamente.

Así lo confirmó un portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, quien aclaró que esta medida se pondrá en marcha a partir del próximo mes de abril para “aquellos que ofrezcan datos de inteligencia sensibles”.

Para los norcoreanos que aporten otro tipo de informaciones, como la relativa a activos militares, la compensación económica será menor.

Con este incremento, el mayor desde hace 20 años, se cuadruplica la anterior recompensa, que ofrecía hasta 250 millones de wones (unos $ 215,92 ).

Seúl busca de esta manera atraer a miembros de la élite del régimen norcoreano, después de que la deserción de Thae Yong-ho, exnúmero dos de la embajada norcoreana en Londres el pasado año, generara un importante revuelo mediático.

Thae se convirtió en el funcionario norcoreano de mayor rango en desertar en los últimos años, desde que Hwang Yang-yop, uno de los grandes ideólogos del régimen, lo hiciera en 1997.

El anuncio de aumentar la compensación económica para los desertores norcoreanos se produce en el mismo día en que Pyongyang lanzó al menos cuatro misiles balísticos en dirección al Mar del Este (Mar de Japón), según informaron los Gobiernos surcoreano y nipón.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 acabó con un alto el fuego en lugar de un tratado de paz.

Desde que la economía norcoreana se hundiera en los noventa a raíz de la desaparición del bloque comunista, y tras la hambruna que acabó con la vida de cientos de miles de personas en el país, más de 30,000 norcoreanos han desertado al Sur.

El ejército norcoreano patrulla intensamente la frontera entre los dos países para evitar las deserciones, por lo que la ruta de salida suele ser a través de China y un tercer país -principalmente Tailandia y Mongolia- desde el que los evadidos solicitan asilo a través de las embajadas surcoreanas.