‘Carwasheros’ reciben orientación sobre cómo lidiar en la ‘Era Trump’

Un sindicato y varios consulados se suman a la iniciativa para educar a los trabajadores sobre sus derechos en caso de ser detenidos por la migra
‘Carwasheros’ reciben orientación sobre cómo lidiar en la ‘Era Trump’
Unos 5,000 inmigrantes trabajan como “carwasheros” en la ciudad de Nueva York.

NUEVA YORK.- La ola de preocupación de la comunidad inmigrante llegó esta vez hasta la industria de lavado de vehículos, cuya fuerza de trabajo la integran gran cantidad de trabajadores latinos.

La noche de este miércoles, más de 100 de trabajadores de esa industria conocidos como “carwasheros” fueron convocados por el sindicato de Ventas, Mayoristas y Grandes Almacenes (RWDSU) para recibir orientación sobre sus derechos al tenor de las últimas medidas migratorias de la Administración Trump.

“Venimos a este país en busca de un mejor futuro para nuestras familias. Somos gente de bien, no hacemos otra cosa que trabajar honestamente. El presidente Trump debe darnos una oportunidad y no ser tan duro con nosotros”, dijo el mexicano Simón Salvador, quien desde hace 15 trabaja como “carwashero” en Bushwick, Brooklyn.

De acuerdo a Salvador, muchos de sus compañeros están atemorizados y no se están presentando a trabajar por miedo a ser detenidos por “La Migra”.

“No nos queda de otra que desafiar el peligro e ir a trabajar. Somos pobres y tenemos familias que sostener”, añadió Salvador, quien dejó a su esposa y sus dos hijos en el estado de Guerrero para emigrar a Nueva York.

Según datos que maneja el sindicato, la industria de lavado de vehículos emplea a unos 5,000 “carwasheros” en la ciudad de Nueva York.

En la asamblea de “carwasheros” patrocinada además por organizaciones defensoras de los derechos civiles como Make the Road New York (MRNY) y Comunidades de Nueva York por el Cambio (NYCC) se hicieron presentes funcionarios de varios consulados latinoamericanos como México, Honduras, Guatemala y Ecuador; así como de la Oficina del Alcalde para Asuntos de Inmigración.

“El movimiento obrero estadounidense tiene la obligación moral de defender a las mujeres y los hombres que trabajan y a sus familias, independientemente de su estatus migratorio”, dijo de su parte Stuart Appelbaum, presidente del sindicato RWDSU.

Appelbaum  destacó que el RWDSU toma esta responsabilidad en serio y se enorgullece de hacer, “lo que sea necesario para apoyar a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes”.

Juan Goris de MRNY declaró que la asamblea tuvo como propósito principal, orientar a los “carvajeros” sobre cómo lidiar en la “Era Trump”, en la importancia del derechos a guardar silencio y solicitar un abogado y otras maneras de protegerse si son contactados por funcionarios de inmigración.

“Nuestra misión ahora es educar a los inmigrantes y prevenirlos sobre un eventuales encuentros con agentes migratorios. Los inmigrantes  están bajo ataque y para defenderlos estamos creando comités de defensa”, agregó Goris.

La campaña entre los “carwasheros”, es parte del esfuerzo que el sindicato ha venido realizando durante más de cinco años en la industria de lavado de autos para mejorar las condiciones de los trabajadores.