El futbolista que ha salvado de la muerte a cuatro jugadores

Gracias a la intervención oportuna e Francis Koné, varios jugadores se han salvado de perder la vida en el terreno de juego
El futbolista que ha salvado de la muerte a cuatro jugadores

Minuto 28 del primer tiempo: el portero del Bohemians 1905, Martin Berkovec, choca con un defensa de su mismo equipo, en un partido de la liga checa disputado la semana pasada.

Tras el incidente, Francis Koné, de 26 años y delantero del equipo rival, el Slovacko, vio como Berkovec había recibido la peor parte y quedaba inconsciente sobre el césped del estadio Dolícek, en Praga.

De inmediato, el delantero se acercó al portero y cayó en cuenta de que estaba en problemas. Le sujetó la lengua, lo asistió por unos segundos y después lo volteó para evitar que se ahogara.

Tras unos minutos de incertidumbre, Berkovec recuperó la consciencia, para tranquilidad de los hinchas, aunque tuvo que ser sacado en camilla para ser revisado por el cuerpo médico.

En ese momento Koné fue declarado el héroe del fútbol.

Días después, el propio Koné explicó que no era la primera vez que vivía una situación similar en una cancha de fútbol.

En una ocasión en Tailandia, cuando estaba empezando en el fútbol, y otras dos veces, cuando disputaba partidos en África, pasé por cosas parecidas”, le dijo Koné al diario británico The Guardian.

De acuerdo a su relato, la primera vez que el jugador de Togo se enfrentó a una situación crítica fue cuando tenía 18 años y entrenaba con el Muangthong United tailandés. Uno de sus compañeros se golpeó la cabeza en el gimnasio donde se ejercitaban.

“Tuve que jalarle la lengua para evitar que se ahogara”, relató. Tal y como hizo con Berkovec la semana pasada, su intervención salvó al compañero. “Y también me mordió duro”, explicó Koné.

“Las otras dos ocasiones sucedieron cuando disputaba partidos en África, en situaciones similares: un golpe entre compañeros en la cancha. En una de ellas tuve dificultades para poder sacar la lengua del jugador, porque su cuerpo estaba muy tenso”, agregó.

Milagros inesperados

La intervención de Koné ocurrió en la misma semana en que la estrella del Atlético de Madrid, Fernando Torres, sufrió un golpe similar y tuvo que ser auxiliado por sus compañeros de equipo durante un partido de la Liga española.

Koné admitió que la primera vez que tuvo que enfrentarse a una situación de emergencia, como la de su compañero en Tailandia, no tenía ningún conocimiento sobre primeros auxilios.

Fue mi mamá quien me dijo que si algo malo pasaba en la cancha no debía salir corriendo y pensar que alguien más iba a resolver la situación”, explicó Koné.

Pero su acción, aunque fue celebrada como un acto de solidaridad, también fue objeto de críticas por parte de quienes indicaron que meter la mano en la boca de una persona que sufre de una conmoción en la cabeza no es un procedimiento recomendable.

“Nada en la boca”

En eso está de acuerdo el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), que en sus indicaciones para atender ese tipo de casos hace la siguiente aclaración:

No coloques nada en la boca de la persona, incluidos tus dedos. Es posible que la persona se muerda la lengua, pero ese daño luego se va a curar. Poner un objeto en la boca podría causar aún más daño”, se lee en una guía en su sitio web.

Más allá del cuestionado procedimiento, tras el partido contra el Bohemians 1905, Koné recibió el agradecimiento de Berkovec a través de las redes sociales.

“Me gustaría darle las gracias a Francis Koné por rescatarme y darme primeros auxilios. Estoy feliz de que estuviera allí y se lo agradezco mucho”, escribió.

Y ese agradecimiento le sirvió al jugador togolés (aunque nacido en Costa de Marfil) para llamar la atención sobre otro asunto: el racismo en el fútbol.

Dos de los hinchas del equipo contrario (Bohemians 1905) que me habían insultado durante el partido me escribieron para pedirme disculpas. Me parece un gesto muy valioso y rescatable tras todo lo que ocurrió en ese partido”, escribió Koné.