Republicana quiere obligar a empleados a exámenes genéticos o a ser despedidos

Republicana quiere obligar a empleados a exámenes genéticos o a ser despedidos
Virginia Foxx (derecha) es representante de Carolina del Norte.
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

Aquellos empleados que se nieguen a realizarse una prueba genética podrían ser despedidos.

Así lo establece una polémica propuesta de la republicana Virginia Foxx, de Carolina del Norte, que está avanzando en la Cámara baja.

“La seguridad jurídica que necesitan las empresas para ofrecer planes de bienestar para los empleados, ayudará a promover una fuerza de trabajo saludable y reducir los costos de atención de la salud”, justificó Foxx, quien preside el Comité de Educación y Fuerza Laboral.

El proyeco de ley “Programa para preservar la salud de los empleados, HR 1313, tuvo la oposición de 17 demócratas, pero sigue avanzando.

La propuesta ya alertó a más de 70 organizaciones laborales, de derechos humanos y hasta médicas, en todo el país, indicó The Washington Post.

“Es una elección terrible… tener que decidir entre el seguro de salud asequible y la protección de la privacidad genética”, dijo Derek Scholes, director de política científica de la Sociedad Americana de Genética Humana, que representa a especialistas en genética humana cuya organización envió una carta a la Comisión para oponerse a la ley.

Actualmente, la ley prohíbe que las empresas recauden esa información genética, pero de aprobarse la norma en el Congreso, las cosas podrían cambiar, afectando a millones de personas a quienes se les condicionaría el seguro médico de acuerdo a sus antecedentes genéticos.

La propuesta se hizo en forma paralela al paquete sobre reformas al sistema de salud, que es impulsado por republicanos en el Congreso.