Juez federal suspende nueva orden de Trump sobre veto migratorio a musulmanes

Un juez federal de Hawaii suspende temporalmente la entrada en vigor de la segunda orden ejecutiva de Trump que impediría la entrada a EEUU de personas provenientes de seis países de mayoría musulmana a partir del jueves

Guía de Regalos

Juez federal suspende nueva orden de Trump sobre veto migratorio a musulmanes

Un juez federal en Hawai ha detenido temporalmente la entrada en vigor de la nueva orden ejecutiva del presidente Trump, que prohíbe temporalmente la emisión de nuevas visas a los ciudadanos de seis países mayoritarios musulmanes y suspende la admisión de nuevos refugiados.

El juez federal Derrick K. Watson congeló la aplicación de la orden en todo el país.

Watson fue el segundo de tres jueces en escuchar los argumentos hoy miércoles sobre si suspender temporalmente la prohibición. Un juez federal en Maryland dijo que también podría decidir antes del final del día sobre ello, después de una audiencia en la mañana, y el mismo juez federal en el estado de Washington que suspendió la primera prohibición de Trump tenía previsto escuchar los argumentos sobre la suspensión de la orden ejecutiva a partir de las 5 p.m. ET.

Un juez federal ordena suspender la segunda orden ejecutiva de Trump sobre inmigración. Aurelia Ventura/La Opinion

La audiencia en Hawai se realizó en respuesta a una demanda presentada por el propio Estado. Los abogados de Hawai alegaron que la nueva prohibición de viajar, como la anterior, viola la Primera Enmienda porque es esencialmente una prohibición relacionada con la práctica de la religión musulmana, perjudica la capacidad de las empresas estatales y universidades para reclutar talentos y daña la sólida industria turística del estado.

Señalaron particularmente el caso de Ismail Elshikh, el imán de la Asociación Musulmana de Hawai, cuya solicitud de una visa de inmigrantefamiliar  todavía estaba siendo procesada. Bajo la nueva orden ejecutiva, los abogados de Hawai dijeron, Elshikh temió que a su suegra, en última instancia, le prohibirían entrar en los Estados Unidos.

Los abogados del Departamento de Justicia argumentan que el presidente tiene autoridad para imponer la prohibición, y que aquellos que la desafían han planteado solamente daños especulativos.