Obrero recibirá $6.5 millones por accidente laboral

El compañero del ecuatoriano no tuvo una buena representación legal y sólo recibirá $80,000
Obrero recibirá $6.5 millones por accidente laboral
La constructora y el dueño del edifcio resolvieron la demanda antes de que el jurado tomará una decisión.

Un obrero ecuatoriano recibirá una indemnización de $6.5 millones, cinco años después de haber sido arrollado por un vehículo mientras trabajaba en una demolición en el centro de Manhattan, lo que provocó que le amputaran una pierna.

En febrero 18 del 2012 el trabajador, quien ahora tiene 38 años y no quiere ser identificado, estaba junto a un compañero en una demolición en la avenida Broadway entre las calles 51 y 50, cuando una mujer conduciendo ebria los arrolló. Mientras que el compañero acabó con problemas en la espina dorsal, el ecuatoriano perdió una pierna y tuvo que ser sometido a dos cirugías de la rodilla y espalda baja.

Al momento del suceso el ecuatoriano estaba en el país sin documentos y era miembro del sindicato Local 79.

El abogado del obrero, Christopher J. Gorayeb, demandó a la conductora y el dueño del carro por negligencia, además del propietario del edificio y la constructora encargada de la demolición por no seguir las medidas de seguridad y las leyes de construcción, que requieren una barrera física y rótulos que indiquen cuando hay personas trabajando.

Pero mientras que Waldorf Exteriors LLC  y W5 Group LLC tendrán que pagarle los millones al ecuatoriano, el otro obrero no recibirá un centavo porque su abogada no demandó a la constructora o al dueño del edificio.

“El resultado es que tuvo que ser sometido a tres cirugías de la espina dorsal y por eso no puede volver al trabajo, y aunque también es miembro del sindicato Local 79, sólo recibió $80,000”, explicó Gorayeb.

Eso se debe a que el seguro por accidentes de autos tiene un máximo de $100,000 según explicó el abogado, quien ha estado defendiendo a trabajadores de construcción por más de tres décadas con el bufete Gorayeb and Associates.

“Uno siempre busca demandar a los individuos que tienen bolsillos profundos y más seguros”, indicó el abogado, añadiendo que la Ley Laboral del estado de Nueva York es extremadamente complicada.

Ahora el compañero del ecuatoriano también contrató a Gorayeb para demandar a la primera abogada que lo representó, por no tomar todas las vías legales posibles y lograr una justa indemnización.

Para evitar que un abogado no represente adecuadamente a una víctima de accidente laboral, Gorayeb recomendó que siempre se busque una segunda opinión legal y hacer muchas preguntas.

La firma que van a ser demandar es Helen Dalton Associates. El Diario intentó conseguir un comentario, pero todavía no habían contestado.