Opositores buscan frenar uso de cámaras corporales en policías

Abogados y activistas temen que las reglas presentadas por el NYPD defienden a los uniformados y no a las víctimas de abuso policial

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Opositores buscan frenar uso de cámaras corporales en policías
Darius Charney, abogado para el Centro para los Derechos Constitucionales.

En la plaza de la Alcaldía mirando hacia la sede del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), abogados y activistas realizaron una demostración y presentaron varios documentos legales para oponerse a las regulaciones que la Uniformada anunció sobre el uso de las cámaras corporales.

La preocupación es que, según los demandantes, las regulaciones le dan demasiada discreción a los policías sobre cuándo deben de activar los dispositivo, permiten que los oficiales puedan ver las grabaciones antes de hacer un reporte, que el público tendrá dificultad accediendo a las grabaciones, que no se imponen consecuencias si los oficiales no siguen las regulaciones, y que el NYPD no invitó al público a opinar o debatir las medidas antes de ser publicadas.

“Sería extremadamente preocupante y problemático si dejamos que las medidas de reforma, como las cámaras corporales, se conviertan en herramientas que puedan fomentar mayor prácticas perjudiciales en contra de nuestras comunidades”, expresó la abogada Laurie Daniel Favors, quien trabaja con el Centro para Leyes y Justicia Social, una de las más de 40 organizaciones que presentaron los documentos legales como parte de la coalición Comunidades Unidas para la Reforma Policiaca.

Los documentos de oposición fueron enviados a la jueza Analisa Torres, quien supervisa el programa de implementación de las cámaras corporales, el cual fue ordenado por la jueza Shira Scheindlin cuando falló que la práctica del ‘stop and frisk’ era inconstitucional.

La Uniformada comenzará el programa piloto ofreciendo 1,200 cámaras a 20 cuarteles. Foto Archivo

El primero que hizo un pedido para que se revisara el plan de la Uniformada fue el Centro por los Derechos Constitucionales (CCR), que formó parte de la demanda en el caso de ‘stop and frisk’. El abogado de ese centro, Darius Charney, dijo que espera que la jueza interrumpa el programa piloto de las cámaras corporales el cual se supone que comience a finales de este mes.

Las regulaciones ya fueron aprobadas por el monitor federal del NYPD, Peter Zimroth, y así lo recalcó el vocero de la Alcaldía Austin Finan, al indicar que el plan de las cámaras corporales se creó con la aportación de policías, los neoyorquinos, abogados de derechos civiles, y expertos a través del país.

“La Ciudad revisará la petición de los demandantes y responderá a su debido tiempo”, añadió Finan.

Sin embargo, Charney insistió en que además de Zimroth, la corte también debería aprobar las regulaciones. “Este programa fue ordenado por la corte. ¿Por qué entonces no dejan que la corte haga la decisión final sobre si la política es consistente con la forma en que la corte imaginó como sería el programa?”, opinó el abogado.

Los opositories esperan que la Ciudad responda a sus peticiones la semana que viene.

El NYPD comentó que responderá si una demanda judicial es presentada de manera oficial.

 

Te recomendamos