La reforma fiscal propuesta por Trump lo haría más rico

La bajada del impuesto a las empresas de un 35% a un 15% permitirá que las propiedades de Trump retengan millones de dólares

Guía de Regalos

La reforma fiscal propuesta por Trump lo haría más rico
La reducción del impuesto a empresas de un 35% a un 15% beneficiará enormemente al imperio que Donald Trump ha construido en todo el mundo.
Foto: Getty Images

Restaurantes, hoteles, campos de golf, edificios, complejos vacacionales, viñedos, torres de oficinas, centros de esquí y varias líneas de ropa, accesorios y fragancias.

Pocas personas en el mundo pueden presumir de tener un imperio tan grande y tan variado como el de Donald Trump, un legado que se verá muy beneficiado por la reciente decisión del presidente de bajar el impuesto a las empresas de un 35% a un 15%.

Sin embargo, es imposible calcular hasta qué punto la medida tomada por el líder estadounidense beneficiará a sus negocios, ya que Trump se ha negado a hacer pública su declaración de impuestos y, por tanto, no se puede saber exactamente cuántos millones no serán descontados de su cuenta bancaria.

Los hoteles y los restaurantes son dos de las propiedades más abundantes en el imperio Trump.

Además de la reducción fiscal, que fue anunciada por la Casa Blanca el pasado miércoles, la administración del presidente anunció que se aprobarán nuevas leyes para evitar que los individuos y empresas con mayor poder económico se beneficien de la bajada de impuestos más importante de la historia de Estados Unidos.

Nos encargaremos de que la nueva legislación no permita que los ricos creen empresas intermedias como mecaniso para aprovecharse de la baja tasa impositiva“, aseguró el miércoles Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, en una rueda de prensa.

Irónicamente, la Organización Trump, la sociedad privada bajo la que se agrupan las propiedades del presidente, cumple todos los requisitos legales para ser considerada como una empresa intermedia; de hecho, Steven M. Rosenthal, antiguo miembro del Centro de Política Fiscal, declaró que Trump “era el rey” de este tipo de compañías y que “las construía en cualquier parte del mundo”.

Según The Washington Post, Mnuchin se negó a responder a las preguntas de los periodistas sobre cómo beneficiaría la reducción fiscal al multimillonario imperio de Trump, asegurando únicamente que “la medida crearía puestos de trabajo e impulsaría el crecimiento económico del país“.