Sringer critica a la MTA la falta de mantenimiento a escaleras y ascensores

La contraloría afirma que no se asegura que se hagan las reparaciones y desde la Autoridad del Transporte discrepan

Guía de Regalos

Sringer critica a la MTA la falta de mantenimiento a escaleras y ascensores
Solo un tercio de las escaleras y ascensores reciben mantenimiento./Archivo

Subir las escaleras de la estación de la calle 51, por donde pasan los trenes E, M y 6 puede ser muy duro si las mecánicas dejan de funcionar. Gestionar el tránsito por el metro con el coche de un niño es una dura prueba paternal y quienes dependen de ayuda para su movilidad saben que no pueden contar con un ascensor en todas las paradas o que funcione donde lo hay.

Scott Stringer, contralor de la ciudad, explica en una auditoría que la Autoridad del Transporte Metropolitano (MTA, en sus siglas en inglés) no está haciendo el mantenimiento preventivo programado y necesario en cerca del 80% de las escaleras mecánicas y ascensores y en un tercio donde si las hace, dentro del grupo al que esta oficina hizo seguimiento, se completan tarde o nunca.

La auditoría, que ha hecho seguimiento del 36 ascensores y 29 escaleras, revela además que la MTA no hace un seguimiento sistemático de con qué rapidez se arreglan los defectos encontrados o si eso ocurre.

La oficina de la contraloría ha encontrado en esta muestra de infraestructura que 15 de las 21 máquinas que fallaron las inspecciones habían recibido servicio de mantenimiento unas dos semanas antes de la inspección. Durante un periodo de 18 meses, 15 máquinas tuvieron 62 defectos que quedaron pendientes después de ser objeto de mantenimiento. La oficina de Stringer ha verificado que en esta mustra el 34% de los mantenimientos no se completaron o en su momento o nunca.

Stringer critica detrás de cada máquina rota “hay gente que no puede viajar”.

Discrepancias

Desde la MTA se recuerda que esta auditoría se ha hecho sobre una muestra de 65 máquinas de un total de 410, excluyendo todas las instaladas después de 2011, es decir, las más nuevas y que funcionan mejor. Adicionalmente se discrepa de muchos de los puntos señalados por Stringer y en la respuesta a esta oficina se explica que hay muchas críticas que no son precisas como la falta de mantenimiento preventivo programado porque esta programación se va adaptando a lo largo del año.

También se puntualiza en la MTA que no todas las reparaciones pueden hacerse con un mantenimiento preventivo ya que se necesitan piezas que deben ser pedidas o se necesita una mayor supervisión y ajuste de programación del trabajo.

La Autoridad Metropolitana de Transporte afirma que el sistema está funcionando 24 horas al día y eso complica el mantenimiento rutinario. “No pueden estar disponibles el 100% del tiempo que la estacion está abierta”.

Beth deFalco, directora de comunicaciones de la MTA recuerda que el sistema de transito de la ciudad está invirtiendo más de $1,000 millones para aumentar el número de estaciones que cumplen con las directivas del American Disability Act, rempplanzando ascensores y escaleras como parte del actual Plan Capital.