Video: Asesino de San Diego tranquilamente balea a personas desde una silla

Según las autoridades, el hombre recién se había separado de su novia y hasta le habló por teléfono en lo que tiroteaba a la gente
Sigue a El Diario NY en Facebook
Video: Asesino de San Diego tranquilamente balea a personas desde una silla
Peter Selis, de 49 años, fue baleado a muerte en San Diego por agentes policiacos.

Imágenes del tiroteo que el domingo cobró la vida de al menos dos personas —el atacante y una mujer inocente- han surgido en redes sociales, y muestran a un hombre que sentado tranquilamente en una silla de piscina, desató su ira contra completos extraños tras una ruptura amorosa.

Antes de que la policía lo baleara a muerte, Peter Selis mató a una mujer e hirió a otras seis personas en el incidente ocurrido en el área de la piscina comunitaria del lujoso complejo de apartamentos La Jolla en la ciudad de San Diego.

“Lo que comenzó como una celebración de la fiesta de cumpleaños de un amigo se convirtió en una tragedia de proporciones épicas para todos los asistentes”, dijo la jefe de policía Shelley Zimmerman durante una conferencia de prensa.

Videos del incidente han circulado las redes y en uno de ellos, se puede observar al hombre sentado en una silla de piscina, con su pistola reposando en sus piernas. En este instante, según la policía, el hombre estaba por recargar su arma y continuar su ataque contra los residentes del complejo. Fue en ese momento que llegaron varios agentes de la Policía de San Diego y balearon a muerte a Selis.

Y según las autoridades, pese que las víctimas eran afroamericanas y latinas, Selis, hombre anglosajón de 49 años de edad, el tiroteo no fue un acto de odio racial. Él estaba desanimado y deprimido por una reciente ruptura, asegura la policía.

El tiroteo comenzó después de que un hombre que celebraba su cumpleaños 50 se acercó a Selis. Se acercó a él y lo invitó para que se uniera al festejo, pese que era un completo desconocido. Pero en su lugar, tomó una cerveza, se sentó en una silla aislada, y desde ese sitio sacó una pistola que se había ajustado a la cintura y disparó contra los presentes.

Después de disparar a dos personas, Selis, residente en el complejo, llamó a su ex novia para decirle lo que había hecho.

“Selis se quedó en el teléfono hablando con su ex novia mientras continuaba disparando su arma”, dijo Zimmerman. “Es evidente que Selis quería que su ex novia escuchara mientras él llevaba a cabo su alboroto”.

Fue a las 6:06 p.m. que la policía recibió la primera llamada sobre el tiroteo, antes de que los despachadores del 911 se inundaran con llamadas sobre disparos y gritos en el área.

Siete minutos después, arribaron agentes en sus patrullas, y un helicóptero policial circuló la zona. El piloto reportó haber visto a varias víctimas ensangrentadas y posteriormente dirigió a los agentes a Selis, quien estaba recargando su arma.

Se reportaron seis heridos: tres mujeres y dos hombre afroamericanos y un hombre latino. Se espera que seis de las víctimas de los disparos sobrevivan, dijo Zimmerman. Otro hombre fue llevado al hospital después que se lastimó el brazo en lo que huía de la balacera.