Al menos 44 días de pesadilla se vivirán en Penn Station este verano

Tanto los usuarios como los legisladores están descontentos con el plan de Amtrak para concretar las reparaciones de la estación de trenes
Sigue a El Diario NY en Facebook
Al menos 44 días de pesadilla se vivirán en Penn Station este verano
Las reparaciones en Penn Station causarán retrasos y cancelaciones este verano.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Los planes de Amtrak para reparar Penn Station durante el verano no tienen contentos ni a los usuarios ni a un grupo de legisladores que están preocupados por “el impacto significativo” que tendrá en los servicios de trenes, lo que provocará grandes dolores de cabeza para los pasajeros.

Serán al menos 44 días en que los viajeros estarán expuestos a retrasos y cancelaciones mientras se realicen las remodelaciones en la estación. Los trabajos se harán principalmente de lunes a viernes entre el 7  y el 25 de julio y luego entre el 4 y el 28 de agosto, según informaron legisladores de Nueva Jersey. A esto se suma que no está considerado un plan especial para amortiguar las complicaciones a los pasajeros especialmente en las “horas pico”.

Si bien los cambios de servicios no han sido especificados y el plan de reparaciones no ha sido finalizado, la semana pasada el presidente de Amtrak, Wick Moorman, informó que se está coordinando con los representantes del Long Island Rail Road (LIRR) y del NJ Transit para acomodar los servicios durante el verano.

Según la primera propuesta de Amtrak, parte de los trabajos deberán continuar durante la primavera siguiente y se concentrarían entonces en los fines de semana.

Los primeros detalles sobre el plan no dejaron contentos a los legisladores, quienes criticaron que Amtrak no esté aprovechando los fines de semana festivos del 4 de Julio y del Labor Day para minimizar el impacto a los pasajeros.

“El desprecio total por los viajeros de Amtrak continúa y es inaceptable”, dijo John McKeon, asambleísta de Nueva Jersey al New York Post. “Amtrak debe escuchar a los muchos pasajeros de trenes frustrados en Nueva Jersey y hacer arreglos para que las reparaciones tengan el menor efecto posible en los viajeros”, agregó.

Para el senador estatal de Nueva Jersey, Robert Gordon, las interrupciones que se verán en el verano “son comparables a lo que vimos unas semanas atrás”. “Es un giro substancial a la vida de las personas y estamos muy frustrados de escuchar esto”, aseguró a CBS New York.

Gordon llamó a Amtrak a presentar un plan de contingencia completo, que incluya el uso de buses para trasladar a la gente a los ferry, y así evitar el tráfico de vehículos.

Entre tanto, el senador federal por Nueva York Charles Schumer dio a conocer un acuerdo alcanzado en el Congreso para reforzar el financiamiento a Amtrak con $1,495 millones para el próximo año fiscal, es decir, $105 millones de aumento respecto del año anterior.

“Este es un inmenso logro para los pasajeros de la región”, dijo Schumer. “Hablé con Amtrak y les dejé claro que estos dólares extra debería ser usados en acelerar las reparaciones necesarias en las vías desde y hacia Penn Station”.

Se espera que este jueves las autoridades del LIRR, NJ Transit y Amtrak vuelvan a reunirse para avanzar en el plan de contingencia.

“Todos los grupos están trabajando con el objetivo común de crear un itinerario de servicios que reduzca el impacto al público que viaja mientras hacemos las actualizaciones necesarias en Penn Station“, afirmó la vocera de Amtrak, Christina Leeds, a CBS New York.

Una visión similar entregaron los representantes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) que opera al LIRR, y del NJ Transit quienes afirmaron que están trabajando para asegurar los intereses de los usuarios.