Empresario mexicano quiere ser alcalde de Nueva York

Roque "Rocky" de la Fuente deja el partido demócrata y aspira a ser el rival republicano de Bill de Blasio
Empresario mexicano quiere ser alcalde de Nueva York
Rocky de la Fuente cuando aspiraba a la presidencia
Foto: David Maung / EFE

NUEVA YORK — El millonario empresario de origen mexicano Roque “Rocky” de la Fuente, que fue precandidato demócrata a la Presidencia de EEUU, quiere ser ahora alcalde de Nueva York, pero esta vez con respaldo del Partido Republicano.

De la Fuente se inscribió como aspirante presidencial en las internas demócratas del año pasado, pero al no conseguir ningún delegado a la convención del partido, aceptó ser el candidato a las elecciones del pasado noviembre bajo el Partido Reforma, que fundó Ross Perot en 1995, y obtuvo 33.000 votos o el 0,02 % del total.

“Ya hice mi ingreso al Partido Republicano, ya estoy registrado (en Nueva York), ya cumplí con todos los requisitos, hace aproximadamente una semana”, dijo el desarrollador y empresario automotriz en una entrevista telefónica con Efe.

El cambio de partido no es el único salto que ha dado De la Fuente, que por ahora vivirá en Nueva York, como exige la ley electoral, una ciudad con la que dice tiene vínculos desde el 1971, aunque es un desconocido para sus votantes.

“Quiero ganar la primaria republicana y tener la final en noviembre 8 contra Bill”, dijo en perfecto español al referirse al alcalde demócrata de esta ciudad, Bill de Blasio, que busca un segundo mandato de cuatro años.

De la Fuente explica que dio la espalda al Partido Demócrata, porque, según dijo, “me hizo mucha trampa en la carrera presidencial”.

Admite que la oportunidad de ganar a De Blasio como demócrata “es casi cero porque se roban las elecciones”, al reiterar las denuncias contra el Partido Demócrata.

De la Fuente, que ya había dejado saber su intención de aspirar a la alcaldía de Nueva York, deberá recolectar las firmas que establece la ley, entre el 6 y el 11 de junio, para respaldar su candidatura y tener su nombre en la papeleta de las primarias del próximo 12 de septiembre.

Para poder enfrentarse a De Blasio el próximo noviembre, deberá derrotar en las primarias republicanas a la asambleísta estatal Nicole Malliotakis, el millonario ejecutivo de bienes raíces Paul Massey y el exjugador de los Jets y ahora pastor evangélico Michael Faulkner, que también tienen sus ojos puestos en la codiciada alcaldía de Nueva York.

Sin embargo, algunos de los líderes republicanos que ha estado contactando De la Fuente no están de acuerdo con sus aspiraciones, según ha trascendido a la prensa local.

“Está bien tarde para el juego”, dijo al New York Post Bob Turner, líder de ese partido en Queens, mientras que John Antoniello, presidente del Partido Republicano en Staten Island aseguró: “Nunca haber escuchado de él”.

De la Fuente, que tiene propiedades en diez estados (que incluyen complejos residenciales) y tres países, asegura ser un candidato con soluciones para los problemas “que nadie quiere resolver” en Nueva York.

“Entiendo lo que pasa en Puerto Rico y las necesidades de los boricuas, lo de los dominicanos, conozco el problema de todos los migrantes y de los mexicanos”, afirmó el empresario, que ya comenzó su campaña presentándose ante los medios de comunicación.

“Pero, además, tengo la experiencia para resolver problemas de comunicaciones, de la basura en la calle, de un transporte público que no funciona, de la costosa vivienda, de vivienda asequible, de mil problemas que afectan a las personas”, alegó.

Aseguró que su experiencia acumulada por los pasados 30 años le han preparado “para poder resolver problemas cotidianos que nadie quiere resolver”.

Dijo además que decidió aspirar a la alcaldía de Nueva York porque aquí irá a la universidad su hija, lo que ya también hicieron dos varones.

“Mis hijos se han encontrado con la ciudad, pero yo estoy viniendo a esta ciudad desde el 1971. La decisión ya la tomé. Estoy aspirando a alcalde. El pueblo neoyorquino va a tener que salir a votar y decidir si lo quieren todo exactamente como está o quieren un cambio”, argumentó De la Fuente.