Caravana Viacrucis de Refugiados llegará a EEUU el sábado

Muchos de los indocumentados planean solicitar asilo a las autoridades de EEUU en la frontera
Caravana Viacrucis de Refugiados llegará a EEUU el sábado

TUCSON, Arizona.- La caravana de indocumentados Viacrucis de Refugiados, que recorre estos días México de sur a norte, llegará este sábado a la frontera de Estados Unidos, informó hoy su representante, Alex Mensing.

Mensing indicó que, a su llegada al paso fronterizo de San Ysidro, que separa San Diego (California) y Tijuana (México), algunos de los integrantes del grupo se presentarán voluntariamente el domingo ante las autoridades migratorias estadounidenses para pedir asilo político.

“Este el momento de tomar acciones directas para llamar la atención sobre esta emergencia humanitaria”, dijo Mensing sobre la caravana, que actualmente cruza el norte de México con alrededor de 50 personas, entre hombres, mujeres y niños.

Mensing indicó que, aunque cuentan con asesoría legal, no será una tarea fácil solicitar asilo político, debido a los reportes de que las autoridades migratorias estadounidenses rechazan con mayor frecuencia este tipo de peticiones.

El grupo, integrado por emigrantes originarios de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y México, inició su recorrido el pasado 9 de abril en la frontera de Guatemala con México.

Esta evocación bíblica del Viacrucis es una protesta contra México y EE.UU. por lo que consideran la sistemática violación de los derechos de los migrantes y refugiados centroamericanos que están escapando de persecuciones en sus países de origen.

“Tanto los Estados Unidos como México están negando la existencia de una crisis de refugiados en Centroamérica y están reprimiendo violentamente a la agente atrapada en un ciclo letal de desplazamiento, detención y deportación”, dijo.

Durante las últimas tres semanas, los migrantes marcharon hasta la capital mexicana, hablaron ante el Senado mexicano y se subieron al tren conocido como “La bestia”, en el que miles de indocumentados centroamericanos viajan hasta la frontera entre México y Estados Unidos, exponiéndose a accidentes y a la acción de delincuentes.

Integrantes de la caravana incluyen hombres amenazados por hablar sobre la corrupción, menores que escapan de las pandillas y madres que huyen de la violencia doméstica, familias enteras que fueron forzadas a dejar sus casas por amenazas de muerte.