Delta bota a familia de vuelo a LAX después de exigir que ceda el asiento de su hijo

La familia fue obligada a abandonar el avión por normas inexistentes
Delta bota a familia de vuelo a LAX después de exigir que ceda el asiento de su hijo
Brian Schear y uno de sus dos hijos.

En abril, la aerolínea Delta expulsó a una familia del condado de Orange de un vuelo con rumbo a Los Ángeles después de exigir que cediera el asiento siendo utilizado por su hijo.

Pero no fue hasta este miércoles que Brian Schear, residente de Huntington Beach, subió un video del incidente a YouTube .

Schear regresaba a California el 23 de abril después de un viaje a Hawaii con su esposa e hijos cuando las autoridades se acercaron a él, pidiendo que cediera el asiento que había comprado para su hijo menor.

El niño de un año no iba en el vuelo, pero el asiento estaba siendo ocupado por el hijo mayor de Schear, de dos años.

En el video de ocho minutos, Schear le explica al aeromozo que él había mandado a casa a su hijo menor en un vuelo anterior para que el mayor pudiera dormir sin molestar a los demás pasajeros.

El niño de dos años iba en asiento de auto. En el video, un aeromozo le dice a Schear que será expulsado si no cede el asiento. También alega que el niño debe ir en brazos de un adulto en todo momento, debido a su edad.

“Esto”, dice Schear, “no tiene sentido”, informándole que así fue como el niño viajó a Hawaii en primer lugar.

Otra persona le informa a Schear que no ceder el asiento constituye un delito federal. “Usted y su esposa irán a la cárcel”, le dice.

Las autoridades también le dicen a Schear que no saben por qué se le permitió transportar a su hijo de esa forma anteriormente, pero que ese acto viola las reglas de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés).

El sitio web de la aerolínea Delta, sin embargo, recomienda la compra de un asiento adicional para niños menores de dos años, así como la FAA.

“Queremos que usted y su hijo tengan el vuelo más seguro y cómodo que sea posible” dice la página de Delta. “Para los niños menores de dos años de edad, recomendamos que compre un asiento en la aeronave y utilicé un asiento para niños”.

Al final, Schear aceptó llevar a su hijo en los brazos para que pudiera despegar el avión, pero para ese entonces ya no se le permitió esa opción. Él, su esposa y su hijo fueron expulsados del vuelo a media noche.

Delta emitió una declaración el jueves, en la cual no explica plenamente por qué se le pidió a la familia ceder el asiento, pero dice que no fue por vender boletos por encima de su capacidad.

Betsy Talton, portavoz de la aerolínea, la firmó diciendo que Delta estará “en contacto con [la familia Schear] para mejor comprender lo sucedido y llegar a una resolución”.


NOTAS RELACIONADAS