Policía de Kansas salva a niño autista de morir ahogado en un parque

Lo que inició como una revisión de rutina terminó en salvamento milagroso de un pequeño

El destino puso en el lugar correcto, a la hora correcta, a Aaron Bulmer, un policía de Kansas, quien se encontraba realizando su trabajo cuando de repente, se convirtió en el “ángel salvador” que de no haber sido por él, hubiera tenido un final trágico.

De acuerdo a la información publicada por algunos diarios locales, Bulmer acudió al Topeka Central Park, ya que recibió el informe de que minutos antes de su llegada, se perpetró en este lugar un robo a mano armada.

El policía se encontraba realizando una inspección de rutina cuando de repente, se percató que un niño se encontraba sumergido en uno de los estanques que hay en el parque, tratando de nadar, ya que se estaba ahogando.

De inmediato, el guardia corrió hacia el estanque, se metió y de inmediato, sacó al pequeño, quien comenzó a respirar. Otra persona que pasaba por este sitio, se acercó de inmediato para auxiliarlos.

El menor fue trasladado a un hospital para ser revisado y ahí se informó que el pequeño sufre autismo y que por fortuna, salió bien librado de este percance.