Cuerpo de Yuridia Merino fue enviado a México

El consulado de ese país ayudó a la familia con el costo del traslado

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Cuerpo de Yuridia Merino fue enviado a México
Yuridia Merino tenía 32 años.

La familia de Yuridia Merino le dio el último adiós a la mexicana antes que su cuerpo fuera trasladado a su país de origen este viernes. El funeral se llevó a cabo el jueves por la tarde en la Iglesia Cristiana Betania localizada en El Barrio, el vecindario hispano de Harlem donde vivía la madre de dos.

El pasado 12 de enero, la mujer de 32 años salió a predicar con su biblia como lo hacía de costumbre en la calle 96 con la Tercera avenida, pero nunca volvió a su hogar.

Desde entonces la familia mantuvo la esperanza de encontrarla con vida, pero desafortunadamente su cuerpo fue localizado el martes pasado flotando en el río Hudson a la altura de la avenida 12, cerca muelle 90 del área de Hell’s Kitchen, en Manhattan.

El cadáver fue identificado gracias a los récords dentales, según indicaron fuentes del Departamento de Policía (NYPD), quienes también confirmaron que el cuerpo no tenía señales de trauma por lo que sospechan que no se trata de un acto criminal, aunque todavía están a la espera de las exámenes del Médico Forense.

El Consulado de México en Nueva York confirmó que ayudaron a la familia con el costo y el proceso de enviar los restos a la localidad de Tepeacatzingo, en el estado de Puebla. Este tipo de servicio es común en esta sede consular, que cada año ayuda a enviar alrededor de 300 mexicanos a ser enterrados en su país natal.

Yeny Merino, hermana de Yuridia, le dijo a El Diario que sus padres cruzaron la frontera con ellas, cuando tenía alrededor de 3 años y su hermana 5.

El consulado ayudó a la hermana, quien es recipiente de DACA, con la solicitud de “advance parole”, un permiso especial de viaje que necesitan los que tienen este estatus migratorio, para que pudiera viajar e ir al entierro en México.

Merino dejó a su hija Zuleima, de 3 años, y César, de 8, los que han estado bajo el cuidado de su abuela Rutila Merino, quien ahora espera obtener custodia de los menores.

Te recomendamos