Long Island City clama por una vida verde

El desarrollo urbanístico crea nuevas viviendas y más empleo, pero a su vez genera preocupación y críticas
Long Island City clama por una vida verde
Esta es una de las vistas de los nuevos proyectos de Long Island City, a la que señalan de ser una urbe de cemento
Foto: Edwin Martínez / El Diario

Long Island City hasta hace algunos años parecía ser un vecindario olvidado, y como ocurrió con el tierno abuelito “Carl Fredricksen” en la película “Up”, de Walt Disney, de repente los vecinos de Queens han visto en los últimos meses a cientos de constructores cambiándole la cara al vecindario, con gigantescos edificios de hasta más de 50 pisos.

El área se está desarrollando a un ritmo acelerado, según el Departamento de Edificios de la Ciudad, con 134 construcciones que actualmente tienen permisos para urbanizar, y aunque este “boom” creará casi 12,000 nuevas viviendas, más de un residente de Long Island City, como Blanca Chaydez, ven el proyecto como una mole de cemento que deja de la lado las zonas verdes.

“Mucha gente dice que esto va a quedar muy bonito, pero la verdad lo que están haciendo es llenar todo de edificios y edificios y nada de parques ni árboles, y de seguro las rentas van a quedar por las nubes para que solo los ricos puedan vivir acá”, comentó la mexicana, quien vive en Long Island City hace más de 10 años y quien esperaba que el proyecto de Queens fuera similar al de Hudson Yards, en Manhattan, que cuenta con 14 acres de zona verde, espacio público y tres parques que rodean unas 4,000 unidades de vivienda.

Y esas preocupaciones parecen estar presentes entre muchos de los 68,000 residentes que viven en ese sector de Queens, rodeado por el tren 7 y las líneas E, R y M, según afirma el Obispo Mitchell Taylor, director de la organización Urban Upbound, que ofrece apoyo a la comunidad de Long Island City.

134 nuevos edificios se están construyendo en Long Island City

El líder comunitario criticó la manera en que se están desarrollando los proyectos urbanísticos en el área y dijo que urgen cambios porque van por el camino equivocado.

“Las preocupaciones sobre demasiada construcción aquí son válidas. Especialmente a expensas del medio ambiente, la vivienda asequible, el espacio verde y los parques “, comentó el Obispo, quien hizo un llamado a las autoridades locales para que tomen cartas en el asunto.

“Debemos esforzarnos para crear un modelo que muestre que se puede tener un vecindario donde las personas de todos los ingresos puedan vivir, trabajar y criar a las familias juntas”, comentó el religioso. “Esto va a requerir una coordinación seria entre la Ciudad y unos incentivos sensibles para los urbanistas por parte de la Ciudad y el Estado, pero los vecindarios no pueden quedarse callados ante estos problemas”.

El concejal de Long Island City, Jimmy Van Bramer, confirmó que los residentes del área tienen sus ‘peros’ con las construcciones, y manifestó su respaldo.

“Mi labor es hacer lo que sea mejor para la gente del Occidente de Queens y respaldar a mis constituyentes, quienes han expresado preocupaciones sobre los desarrollos propuestos”, comentó el líder de la mayoría del Concejo. “Es importante que los desarrolladores consideren la salud y el bienestar de nuestra comunidad , especialmente cuando se trata de preservar y expandir parques y espacios abiertos arborizados”.

Los residentes de Long Island City han visto como le cambia la cara a su vecindario

Eddie Bautista, director de la NY Enviromental Justice Alliance, y experto en urbanismo, afirmó que seguir con la proliferación de urbes de cemento sin respetar las zonas verdes pone en riesgo el futuro de la ciudad.

“Es importante que la administración De Blasio mientras desarrolla estos proyectos mantenga la infraestructura verde, porque estudios demuestran que en un par de años, con el cambio climático, se va a poner más caliente la ciudad y sin esas consideraciones, como mantener más área verde, se va a perjudicar la salud de la gente”, advirtió Bautista.

Pero no todos ven la situación de la misma manera, y por el contrario, residentes como John Hernández, aplauden la gestión de los desarrolladores en Long Island City, a lo largo de las avenidas Queens Boulevard, Jackson y Vernon.

“Ya era hora que aquí en Queens hicieran proyectos modernos donde de gusto vivir, y de paso van a tener un impacto económico positivo en el barrio”, comentó el colombiano, quien trabaja en una firma de seguros.

Asimismo Rob MacKay, director de la organización Queens Tourism Council, que promueve el turismo y la industria hotelera, un sector que también está creciendo en la zona, respalda el auge de las construcciones en el área como una estrategia para llevar más desarrollo a Queens.

“Es algo positivo porque comprueba que el condado es un lugar ideal para visitar y/o vivir. Tenemos de todo un poco con restaurantes, museos, tiendas, buenas escuelas públicas, etcétera”, comentó McKay. “Ya tenemos 31 hoteles en Long Island City y 112 hoteles en el condado entero. O sea, el sector hospitalario en Queens está mejor que nunca. Todo esto significa más inversión y más trabajos. Sería un problema si nadie se interesara en Queens”.

Y ante las quejas de los residentes hacia las construcciones, el Departamento de Edificios de la Ciudad manifestó que los desarrolladores están siguiendo la ley, cumpliendo con los requisitos de la resolución de urbanización de Nueva York y los Códigos de construcción, por lo que les ha aprobado sus respectivas licencias.

Quienes apoyan el desarrollo urbanístico del área aseguran que el lugar quedará muy moderno

Por su parte, el concejal Rafael Espinal, miembro del comité de Vivienda y Edificios del Concejo, manifestó que apoya las metas de la administración De Blasio de construir niveles récord de vivienda, pero destacó que en ese afán no se puede dejar de lado la protección del Medio Ambiente y la calidad de vida.

“Nuestra ciudad debe maximizar la vivienda asequible y, al mismo tiempo, diseñar edificios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, que apoyen a las comunidades para las generaciones venideras”, comentó el dominicano.

Los edificios van a tener entre 10 y 74 pisos de altura

Cifras

  • 134 nuevos edificios se están construyendo en Long Island City
  • 11,382 unidades de vivienda generarán esas construcciones
  • 70 pisos tendrá el Queens Plaza Park, el segundo más alto de este desarrollo
  • 79 pisos tendrá el Court Square City View Tower, el edificio más alto, que contará con un observatorio de la ciudad.
  • 10 pisos tendrá el edificio más bajo.
  • 31 hoteles hay en Long Island City
  • 68,000 personas viven en Long Island City,Queens
  • 29,566 viviendas existen en el sector
  • 7,000 familias tienen niños
  • 48,000 y 70,000 es el ingreso familiar promedio de los residentes del área
  • 2017-2019 es el período de finalización de la mayoría de construcciones
Los nuevos edificios crearán unas 12,000 nuevas viviendas