Seis maneras sorprendentes de ahorrar dinero

Si estás pagando de más o estás pasando por alto gastos que se acaban tus ahorros, aquí te presentamos una solución para detener esas fugas de dinero
Seis maneras sorprendentes de ahorrar dinero
Foto: Shutterstock

¿Cuándo fue la última vez que analizaste detenidamente tus gastos? Si fue hace un tiempo, el año nuevo es un buen momento para averiguar si estás gastando dinero en cosas que realmente no necesitas —o que estás pasando por alto.

Esto no se trata de dejar de ir a restaurantes o de no tomarse vacaciones. Tiene que ver con detener esas “fugas de dinero” —pequeños gastos, en general ocultos, que poco a poco vacían tu cuenta corriente sin que ni siquiera te des cuenta. Con el paso de los meses y los años, estas pequeñas fugas pueden sumar cientos, si no miles, de dólares.

Aquí presentamos 6 fugas de dinero comunes que deberías tener en cuenta y varios consejos para solucionarlas:

Pagar demasiado por el seguro del auto. Cuando tu auto tiene más de 10 años, el costo de cobertura por choque puede ser mayor de lo que vale el vehículo, dice Margarita Dilone, una agente de seguros independiente de Crystal Insurance en Washington, D.C.

Así que consulta tu póliza de seguro de auto para ver si tus primas y deducibles de la cobertura por choque son iguales o exceden el valor de tu vehículo, dice Dilone. Si tu auto es realmente una chatarra, puede que sea momento de omitir esa cobertura, y así reducir tu factura de seguro en hasta un 75%, agrega.

No combinar todos tus seguros. Si compras pólizas de seguro para tu auto y tu hogar por separado, puedes estar pagando más de lo necesario. Pero, si las combinas, probablemente ahorres dinero.

Según Angela Testa, una representante de State Farm, por cada póliza de seguro combinado que compres, los descuentos en general oscilan entre el 10 y el 20%, dependiendo de el lugar de tu residencia. Según datos recopilados por insurance Quotes.com, si, por ejemplo, vives en Louisiana, puedes ahorrar un promedio de 19.68% de la cobertura total de tu auto y de las primas del seguro de tu hogar si las combinas. Esto suma un promedio de $584 dólares por año en primas pagadas en ese estado.

Pasar por alto cargos de cuentas corrientes. Algunas instituciones financieras cobran cargos por servicios para las cuentas corrientes que típicamente oscilan entre $5 y $15 dólares por mes. Ese es un cargo que algunos clientes no tienen en cuenta al abrir una cuenta.

Sin embargo, muchos bancos no exigen el pago de este cargo si cumples con ciertos requisitos, como abrir una cuenta de depósito directo, abrir una segunda cuenta o realizar una cierta cantidad de transacciones cada mes.

La cuenta Bank of America conocida como Core Checking Account impone un cargo de $12 mensuales pero no lo cobra si realizas un depósito directo de $250 o más, si mantienes un saldo diario mínimo de $1,500 dólares o más, o si eres un estudiante menor de 23 años.

Consulta con tu banco si estas pagando un cargo de cuenta corriente. Si es así, averigua si hay formas de que no te cobren ese cargo, o si el banco tiene una cuenta corriente gratuita diferente que cumpla con tus necesidades y que te ayude a ahorrar dinero.

“Si nada de esto da resultado, cámbiate a un banco que tenga esa opción,” dice Greg McBride, jefe de analistas financieros en Bankrate.com.

No utilizar un termostato programable. En los Estados Unidos, los costos de energía consumen entre el 5 y el 22% del ingreso después de impuestos de una familia promedio, según WalletHub.com. Pero comprar un termostato programable ($150 a $250 dólares en promedio) puede reducir los costos significativamente.

Bajar la temperatura entre 7 y 10 grados de la configuración normal durante 8 horas cada día (por ejemplo, por la noche) puede ayudarte a ahorrar dinero, hasta un 10%, o unos $180 dólares por año, según Energy.gov.

Comprar demasiados productos de marca. Puedes ahorrar dinero comprando las marcas de las tiendas que, en general, cuestan 25% menos que las marcas nacionales, según una encuesta de Consumer Reports.

Las marcas de algunas tiendas, como Costco y Sam’s Club, pueden ayudarte a ahorrar aun más dinero. La advertencia: Quizás debas comprar al por mayor para conseguir los mayores ahorros, así que prepárate para abastecerte.

Pagar demasiado por tu plan de teléfono celular. Uno de cada 5 estadounidenses con un plan familiar para smartphone paga más de $200 por mes por el servicio, reveló una encuesta de Pew Research Center. Sin embargo, muchos de estos consumidores pueden recortar su factura simplemente cambiando de plan dentro de la misma operadora telefónica, a uno con menor asignación de datos, incluso si tienen que pagar un cargo por realizar este cambio.

Para ver si esto tiene sentido, monitorea cuántos datos usas cada mes. Si es menor que la cantidad de datos que estás pagando, cambia a un plan con un paquete más pequeño.

Al contrario, si pasas tu límite de datos con frecuencia, aumentar tu plan de datos también puede ayudarte a ahorrar dinero y a evitar los cargos excedentes mensuales. También puedes hacer un detalle de tu consumo de datos, y luego reducirlo. El streaming de audio y las películas, por ejemplo, consumen una enorme cantidad de datos.