VIDEO: El papa Francisco recibirá a Donald Trump en mayo

El Papa asegura que escuchará al presidente Trump sin prejuicios pese a sus diferencias
VIDEO: El papa Francisco recibirá a Donald Trump en mayo
El presidente Donald Trump y el Papa Francisco podrían reunirse en mayo.

A BORDO DEL VUELO PAPAL.- El papa Francisco afirmó hoy que “jamás hace juicios de una persona sin escucharla” y así recibirá en el Vaticano al presidente de Estados Unidos, Donald Trump el próximo 24 de mayo.

Loading the player...

La importancia de la reunión del mandatario estadounidense y del papa Francisco ha centrado las dos últimas ruedas de prensa que el pontífice ha concedido, tanto hoy a su vuelta de Fátima como tras su viaje a Egipto hace dos semanas.

Ante una nueva pregunta a Francisco de cómo recibirá a un jefe de Estado que manifiesta ideas tan diferentes sobre todo ante la inmigración, con la construcción de muros, o la lucha contra el cambio climático, el papa dijo simplemente que “le escuchará”.

“Yo jamás hago juicios sobre una persona sin escucharlo, lo tengo que hacer. Yo le escucharé y diré lo que pienso”, agregó el papa ante los 70 periodistas que volaban con él desde Fátima, entre ellos EFE.

Para Francisco, lo importante en cualquier situación es “buscar las puertas que no están cerradas. Seguir adelante y paso a paso”.

Ante ello recordó que “la paz es artesanal y se hace cada día, así como también la amistad también entre las personas, el conocimiento y la estima es artesanal y se tiene que trabajar todos los días”.

Aseguró que él siempre piensa en el “respeto”, en “caminar juntos” y en “ser muy sincero con lo que cada uno piensa”.

Al preguntarle si será “la paz” uno de los temas que abordará el 24 de mayo con Trump, Francisco aseguró que “hablará de la paz con quien sea”.

Explicó entonces que en uno de los encuentros antes de viajar a Fátima con un grupo de científicos, uno de ellos que se definió ateo le dijo: “Dígale a los cristianos que amen más a los musulmanes”.

“Eso es un mensaje de paz”, agregó el pontífice.

El papa Francisco habla con periodistas al regreso de Fátima. EFE

Francisco recibirá en el palacio pontificio al mandatario estadounidense el 24 de mayo, quien después viajara a Bruselas y el 26 participará en la cumbre del G7 que se celebrará en la ciudad siciliana de Taormina.

Mary Collins

En la rueda de prensa a bordo del avión también se le preguntó al papa sobre la salida de Mary Collins, que había sido víctima de abusos en su infancia por parte de un sacerdote, de la Comisión para la protección de menores que él mismo creó.

Collins abandonó esta comisión, lamentó los retrasos en sus gestiones y acusó a la Congregación para la Doctrina de la Fe de crear obstáculos para las decisiones del papa, como la creación de tribunales específicos para estos casos.

“Es una buena mujer y un poco tiene razón”, aseguró Francisco, quien confesó que hay cerca de “dos mil casos amontonados”.

Al respecto explicó que está tomando decisiones al respecto, como la posible creación de unos “Tribunales continentales”, que se instalarían en varias ciudades para ocuparse de los correspondientes casos y acelerar las decisiones.

Santuario de Medjugorje

Otra de las preguntas obligadas regresando de Fátima tras haber celebrado el centenario de las apariciones, fue su opinión sobre las videntes en la localidad bosnia de Medjugorje.

El papa precisó que ante las primeras apariciones ocurridas en 1981 a algunas jóvenes “se deben seguir estudiando”, pero que sobre las actuales todos “tienen dudas”.

“Yo personalmente soy más malo”, destacó, y agregó: “Yo prefiero a la Virgen madre y no la madre que parece jefe de la oficina de telégrafos y va mandando mensaje todos los días”, añadió.

Aunque destacó que hay que tener en cuenta el aspecto “pastoral y espiritual” de ese santuario, donde la gente acude en masa desde varias partes del mundo y que por ello mandó un emisario que estudie el fenómeno.

También reveló por sorpresa que la oración recitada en la capilla de las apariciones en Fátima “no la escribió él sino el santuario” y que no fue el quien decidió presentarse ante la Virgen como “un obispo vestido de blanco”.

Lo que quisieron vincular en una de las estrofas “fue el vestido blanco de la Virgen, el obispo vestido de blanco y la inocencia de los niños”, relato.

“Literalmente han intentado expresar con el blanco las ganas de paz y de inocencia, el no tener que hacer mal a nadie”, aclaró Francisco, que desechó cualquier tipo de reinterpretación del tercer secreto de Fátima. Cristina Cabrejas.