Preocupa la serie ’13 Reasons Why’ de Netflix

Expertos en salud mental y padres de familias coinciden en que ésta en vez de disuadir a niños y adolescentes del suicidio podría tener un efecto contrario
Preocupa la serie ’13 Reasons Why’ de Netflix
La actriz Katherine Langford encarnando a Hannah Baker en la contraversial serie '13 Reason Why' de Netflix.

Datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos señalan que la tasa de suicidios entre los niños de 10 a 19 años ha incrementado año tras año en el país, pasando de 3.87 muertes por cada 100,000 personas en 2007 a 5.92 muertes en 2015. Estas son las cifras más altas de suicidios para este grupo desde 1995.

El incremento preocupa a expertos en la salud mental y padres que —directa o indirectamente— han perdido un ser querido a manos del suicidio y hoy se encuentran más que inquietos con la controversial serie “13 Reason Why” (“Las 13 razones porque”) de Netflix.

La razón: a pesar de que la serie busca disuadir a los niños y adolescentes sobre el suicidio, los expertos consideran que podría tener efectos contrarios al darle ideas a los menores de cómo quitarse la vida, si éstos no cuentan con la suficiente madurez para discernir las situaciones tan gráficas que se presentan dentro de esta historia ficticia.

“13 Reason Why” —basada en la novela de Jay Asher, “Thirteen Reasons Why” (2007)— describe la historia de una chica de 16 años, de nombre Hannah Baker, que desde la tumba hace un relato de las 13 razones (entre ellas bromas, humillaciones, acosos, traiciones, agresión sexual e invasión de la privacidad que experimentó cuando cursaba la escuela secundaria) que la condujeron al suicidio.

La serie, producida por la cantante méxico-americana Selena Gómez y protagonizada por los actores Katherine Langford (Hannah Baker) y Dylan Minnette (Clay Jensen), debutó el 31 de marzo y ya tiene aprobada una segunda temporada (de otros 13 capítulos) que empezará a emitirse en 2018, según informó Netflix el pasado 7 de mayo.

“Puede ser peligrosa para los menores” 

A María González, una madre mexicoamericana residente de Pine Mountain Club, California, le preocupa la proyección de esta serie aun cuando sus tres hijos ya están grandes.

“El problema que veo es que si los padres no la ven con sus hijos para crear un diálogo sobre el suicidio, ’13 Reason Why’ puede llegar a ser peligrosa para los menores con problemas que puedan sentirse identificados con la protagonista y decidan quitarse la vida como ella lo hizo”, detalla González con voz de ansiedad al recordar a una tía que “sufrió tanto cuando uno de sus hijos en edad adolescente se suicidó”.

Paris Jackson, la hija de Michael Jackson, quien reveló haber intentado quitarse la vida en varias ocasiones y haber recibido tratamiento por ello, advirtió hace unas pocas semanas a sus seguidores sobre los peligros de la serie.

“Es muy importante hablar del tema con gente que está luchando con la depresión,  ansiedad y autolesión, y que tiene pensamientos suicidas. Esta serie es una manera increíble de decirles a los acosadores que necesitan dejar de hacer lo que hacen. La serie hace un buen trabajo enseñando lo impactantes que pueden ser las palabras y las acciones que estos dirigen a otros seres humanos… Pero, al mismo tiempo, también puede servir de desencadenante para aquellos que se hayan visto tentados a hacerlo. Por favor, vean la serie con precaución y tengan en cuenta que puede dejarlos en un lugar muy oscuro después. Si estás luchando, por favor no la veas. Si crees que puedes hacerle frente, vela”, compartió la hija del Rey del Pop en su cuenta de Instagram.

La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares (NASP), por su parte, emitió una advertencia contra la visualización de la serie a los padres a través de una declaración pública.

“No recomendamos que los jóvenes vulnerables, especialmente aquellos que tienen algún grado de idealización suicida, vean esta serie. Su poderosa narración puede llevar a los espectadores a quedar fascinados con las elecciones hechas por los personajes y/o desarrollar fantasías de venganza. Pueden identificarse fácilmente con las experiencias retratadas y reconocer los efectos intencionales y no intencionales sobre el personaje central.

“Desafortunadamente, los personajes adultos en la serie, incluyendo al segundo consejero escolar que no responde adecuadamente a los pedidos de ayuda de Hannah, no inspiran un sentido de confianza o habilidad para ayudar. Los padres de Hannah tampoco son conscientes de los eventos que llevaron a su muerte suicida. Los expertos en salud mental temen que los niños y los adolescentes que vean el programa puedan estar en un mayor riesgo de autoagresión”, dice NAPS en su declaración.

Una recomendación

Debido a que la serie no trata en ningún momento los problemas de la salud mental de Hannah y expone con crudeza algunas situaciones que ella vive y que no suceden comúnmente en la vida real, las organizaciones Suicide Awareness Voices of Education (SAVE) y JED Foundation crearon una lista de 13 puntos de conversación que deben tenerse con los jóvenes sobre la serie. Entre ellos se encuentran:

  •  “13 Reason Why” es una historia de ficción basada en una novela ampliamente conocida y está destinada a ser un cuento de advertencia.
  • Se pueden tener experiencias y pensamientos similares al de algunos de los personajes de la serie, ya que la gente a menudo se identifica con los personajes de las películas o televisión; sin embargo, es importante recordar que hay maneras saludables de actuar y lidiar frente a los temas tratados en la serie y el pensamiento suicida no es una de ellas.
  • El suicidio no es una respuesta común a los desafíos de la vida o la adversidad. La mayoría de las personas que experimentan bullying (acoso), la muerte de un amigo o cualquier otra adversidad descrita en la serie no mueren por suicidio.
  • El suicidio nunca es un acto heróico ni romántico. El suicidio de Hannah (aunque ficticio) es un cuento de advertencia, no pretende ser heróico y debe verse como una tragedia.