Los padres como guías

Los padres como guías
A medida que los hijos van madurando, menos influencia tienen los padres en su elección de amigos. /ARCHIVO

Dime con quién andas y te diré quién eres. Ningún refrán es más cierto que este.

La primera influencia para los niños es de su familia.  Pero mientras crecen, la influencia se expande. Las relaciones entre iguales poco a poco se convierten en la más importante en su vida.

Los niños con quienes juegan  en el patio, en el barrio y en la escuela pronto se hacen amigos. Porque los niños pasan mucho tiempo interactuando con sus compañeros en la escuela, sus compañeros entonces también se convierten en una gran influencia sobre la psicología y desarrollo de su niño/a.

Los niños son muy influenciados por sus compañeros, y estas experiencias sociales ayudan a formar los valores y la personalidad del niño/a. Las relaciones entre los compañeros tienen un efecto significativo en el desarrollo, tanto en forma positiva como negativa.

Un padre de familia debe de estar atento de los amigos de su hijo/a. ¿Son una influencia buena o mala? ¿Es importante ayudar a su hijo/a escoger sus amigo/as? Ayúdele a buscar características positivas en sus amigos. Cuéntele cómo ve a sus amigos, siempre y cuando usted mantenga  una mente abierta a cómo su hijo/a puede ver a este mismo amigo. Si cree que un amigo es una mala influencia, analice por qué cree que su hijo quiere tener este amigo. ¿Es para ser parte del grupo popular? ¿Es por lealtad? ¿Es porque comparten cierto interés? Si puede  determinar por qué su hijo quiere a este amigo, entonces  puede ayudar a su niño/a a ver cómo esta amistad no le conviene.

Mientras nuestros hijos van madurando, menos influencia tenemos con quienes escogen como amigos. Debemos estar vigilantes y guiarlos mientras podamos para que puedan elegir lo que es mejor para ellos.

Escriba sus comentarios a  askdrvasthi@ambercharter.org

-La Dra. Vasthi Acosta es la directora de Amber Charter School