Chávez Jr. sale a dar la cara y aclara los videos difundidos tras pelea con Canelo

El sinaloense asegura que todo se trata de una campaña de desprestigio en su contra
Chávez Jr. sale a dar la cara y aclara los videos difundidos tras pelea con Canelo
El boxeador se dice inocente de todo lo que se le acusa.

Julio César Chávez Jr. rompió el silencio luego de que hace un par de días, se difundieran varios videos luego de la pelea que protagonizó contra Saúl “Canelo” Álvarez, en donde se le ve en claro estado de ebriedad, así como en un cuarto encerrado con varias mujeres, quienes aparentemente el robaron un cheque de varios millones de dólares, así como un reloj de lujo.

Chávez Jr. aseguró que tanto los videos como el ponerle varias chicas fue un plan orquestado en su contra para dañar su imagen y aceptó haber confiado en personas que no debió.

“No sé, creo que todo eso del video estaba planeado, fue algo hecho para quemarme. Sí, en lo que hicieron el video y luego se fueron. Nunca he pagado por una mujer, ni lo voy a hacer… Yo creo que se aprovecharon de mí. Soy muy confiado y al que se me acerca. le brindo mi amistad. No fue lo correcto, lo sé, pero tampoco es para decir que soy lo peor, un corriente, un vulgar, un infiel, ni un mal ejemplo para la juventud”, se defendió el Junior.

Respecto al cheque y el reloj robado, el boxeador indicó que de esta situación, lo que más le preocupaba era su pareja, Frida Muñoz, quien por fortuna, sabe quién  es él y que lo que vivió fue por culpa de un engaño.

“Para mí, el dinero va y viene, lo que me importaba era que mi mujer supiera que no había pasado nada con las otras chicas. Recién sucedió esto, le pedí perdón. Por supuesto que se enojó conmigo, es mi mujer, pero hablé con uno de los muchachos con los que estoy en el video y le reclamé”, explicó, asegurando también que las chicas entraron y salieron en cuestión de minutos.

Chávez Jr. aseguró que no se retirará del boxeo, asegurando que el mal resultado obtenido se debió al peso y también, ha trascendido que interpondrá una demanda por tres millones de dólares en contra de las personas que lo difamaron.