ICE está usando rastreadores de celulares para capturar a indocumentados

Nueva herramienta de ICE prende las alarmas en la comunidad indocumentada
Sigue a El Diario NY en Facebook
ICE está usando rastreadores de celulares para capturar a indocumentados
ICE defiende el uso de rastreadores de celulares

A medida que avanza la campaña de deportación de la administración Trump, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) está usando todo tipo de herramientas para aumentar el número de detenidos.

De acuerdo con un informe de The Detroit News, agentes de ICE utilizaron recientemente un simulador de torre celular para localizar a un indocumentado luego de que triangularon la señal de su teléfono celular en el área de Detroit.

Rudy Carcamo-Carranza, de 23 años, un trabajador indocumentado de El Salvador, cuyos delitos son un DUI y un accidente de tránsito fue detenido por ICE la semana pasada utilizando estos rastreadores.

Este es uno de los primeros casos reportados en los que autoridades migratorias hacen uso de este tipo de tecnología usada para combatir el terrorismo. Este hecho plantea nuevas preguntas sobre el uso federal de este tipo de dispositivos y su papel en la lucha para combatir la inmigración ilegal en la era Trump.

¿Qué es un simulador de sitio celular?

Los simuladores de celulares, también conocidos comúnmente como captadores de SIM o Stingrays, son dispositivos que se disfrazan como una torre de teléfono celular legítima, engañando a los teléfonos cercanos para que se conecten al dispositivo. El objetivo es registrar los números SIM de los teléfonos móviles en la zona, así como capturar el contenido de las comunicaciones de dichos dispositivos.

Estos simuladores pueden recopilar los números de teléfonos marcados por su dueño. Establecer la ubicación del celular triangulando la señal de las otras torres a las que el celular está conectado.

De igual forma permite recopilar metadatos sobre llamadas, incluyendo el estado de entrada o salida de la llamada, el número de teléfono marcado, el número de serie electrónico del teléfono celular, la fecha, la hora y la duración de la llamada.

Por último utilizando estos simuladores de rastreo se puede enviar mensajes de texto falsos y llamadas falsas hacia y desde el teléfono celular en cuestión.

“Los oficiales de ICE y agentes especiales utilizan una amplia gama de técnicas de investigación legales en la aprehensión de sospechosos de delitos”, dijo el portavoz del ICE, Khaalid Walls en defensa del uso uso del dispositivo para atrapar criminales.

“Los simuladores de celulares son herramientas invaluables de aplicación de la ley que localizan o identifican dispositivos móviles durante investigaciones criminales activas”.

El Departamento de Justicia y Seguridad Nacional gastó $95 millones en más de 430 simuladores de sitio celular entre 2010-2014, según un informe del Congreso.

Por su parte el Departamento de Seguridad Nacional (que incluye a ICE) opera al menos 124 dispositivos de rastreadores de celulares en todo el país, de acuerdo con un informe del Congreso el año pasado. En 2015, el DHS emitió una política para toda la agencia que requiere una orden judicial de registro para usar dichos dispositivos.