Las ventajas de una boda de destino

Coordinadora de eventos describe los beneficios de casarse lejos de casa
Las ventajas de una boda de destino
Las bodas de destino se prestan para ahorrar dinero, en el sentido de que los novios no necesitan viajar a otro lugar para tener su luna de miel.

Planear una boda de destino es más fácil y económica que una local.  Así lo asegura la coordinadora de bodas Patricia Sturla, basada en Los Ángeles.

“Estas son dos de las grandes ventajas que tiene este tipo de boda, que en los últimos años se ha convertido en toda una tendencia”, resalta la coordinadora, quien también es experta en los temas de estilo de vida, moda y belleza.

De acuerdo con Sturla estas son las otras ventajas que tiene este tipo de celebración:

1. Se vive una experiencia mágica

“El viajar al país favorito con un pequeño grupo de amigos y familiares y disfrutar de una boda íntima en un escenario único e inolvidable, es una experiencia mágica”, señala la experta. “Eso es lo que una boda a destino suele ser, debido a que crea un ambiente que no se puede comparar a un sitio en nuestro alrededor”.

2. Reduce el estrés de la novia

La planificación de una boda es estresante, particularmente para las novias que se preocupan porque todo salga bien; pero en este tipo de bodas todo ese nerviosismo se reduce “al dejar todo en manos de un coordinador o coordinadora de bodas” y confiar plenamente que éste o ésta tendrá la mejor logística en la organización de la ceremonia y la elección del lugar, que estará guiado por las indicaciones que la pareja le dio sobre destino y la localidad deseada.

3. Es más fácil planearla

Strurla asegura que “una boda de destino es mucho más fácil planearla que una local ya que la cantidad de invitados es menor y  las responsabilidades también.

4. Memorias con los más cercanos

En vez de tener una celebración y fiesta de entre 100 a 200 invitados en la que no se tiene tiempo de compartir o crusar unas cuantas palabras con todos, en una boda de destino estarán las personas más cercanas: padres, hermanos(as), tíos(as), primos(as) y los amigos(as) que harán todo lo posible para sacar el tiempo y el dinero para viajar al lugar seleccionado por los novios. En  otras palabras, se tendrá una boda más íntima, donde amigos y seres queridos estarán allí de corazón.

5.  Una boda única

En este tipo de bodas, el coordinador o coordinadora “puede ocuparse de crear una boda de ensueños ‘a la carta’. Es decir al gusto de la novia y el novio, seleccionando cada detalle como a ambos les gusta. “Como resultado se tendrá una boda única y original que no se parecerá a ninguna otra”, resalta Patricia Sturla (www.TDLEvents.com).

Además será única y original si se considera que, cada año, menos del 25% de los novios comprometidos de Estados Unidos selecciona una boda de destino.

6. Puede resultar más económica que una local

Lo que muchas veces se invierte en una boda de lujo local, con un buen número de invitados, puede equivaler a la misma inversión monetaria de una boda de destino y, en muchos casos, hasta menos.

Esto se debe a que el gasto que se efectúa en una boda de destino vale por tres: la ceremonia, fiesta y luna de miel.

“Los hoteles en las ciudades alrededor del mundo más seleccionados para este tipo de nupcias ofrecen paquetes con todo incluido, desde la bienvenida para los novios y sus invitados hasta el entretenimiento para todos durante la estadía”, detalla Strurla.

También se crean paquetes económicos para la estadía de los futuros esposos e invitados, al igual que para la ceremonia y recepción. “Así se ahorra y se facilita la organización”.

Y ese ahorro se siente más aún al no tener que disponer de un dinero extra para el viaje de luna de miel. Cuando se tiene una boda de destino se está eligiendo al mismo tiempo el lugar de ésta.

“Los novios no tendrán que hacer otro viaje, solamente extenderán su estadía para disfrutar del lugar”, subraya la experta. “Y la experiencia será única y económica debido a que los hoteles cuentan con paquetes de guías turísticas, tanto para los novios como para sus invitados”.

7. Un álbum espectacular para el recuerdo

Hay países que tienen escenarios naturales como lagos, viñedos, playas con un mar maravillo o castillos que transportan a siglos antiguos que permiten captar cada momento de la celebración en un escenario perfecto para las fotos del recuerdo.

“El álbum de fotografía y el video será único. No lucirá como el de otras parejas que se han casado en la ciudad donde se vive”, afirma Sturla.

8. Se cumple un sueño 

Al seleccionar una boda o renovación de votos de destino se hace realidad el dar el “sí” en esa ciudad especial de cualquier parte del mundo que siempre se soñó.

Algunos de los sitios favoritos

  • Las ciudades más céntricas y turísticas, al igual que las menos conocidas pero muy características, de Italia.
  • Los bellos alrededores de España y los lugares más románticos de Paris, Francia.
  • Las características playas de México, como la Rivera Maya, Cozumel,  San Miguel de Allende, Puerto Vallarta y Los Cabos.
  •  Las extensas playas de Hawái, Bali, Jamaica, India y, por supuesto, de Puerto Rico.
  • Las ciudades históricas y colonias de Colombia, como lo son Cartagena, Barichara y Villa de Leyva.
  • Costa Rica y Guatemala son dos destinos favoritos en cuanto a los países de Centroamérica.

Los meses preferidos

Mayo, junio, julio y agosto son los meses más seleccionados para este tipo de bodas, ya que regalan el clima ideal.