DeVos defiende recortes a educación y reafirma ley que prohíbe discriminación de estudiantes

Betsy DeVos califica los recortes al presupuesto de educación como un "mal necesario"
Sigue a El Diario NY en Facebook
DeVos defiende recortes a educación y reafirma ley que prohíbe discriminación de estudiantes

WASHINGTON.- La secretaria de Educación, Betsy DeVos, defendió este martes ante el Senado como un mal necesario los recortes de $9,000 millones al presupuesto para educación, y reiteró su compromiso de proteger a los estudiantes de todo tipo de discriminación.

Durante una audiencia ante el subcomité de Educación del Senado, varios demócratas y republicanos dejaron en claro que lo más probable es que el Congreso rechace el plan presupuestario tal como fue presentado por la Administración Trump el mes pasado.

DeVos reconoció que aunque los recortes son grandes –una reducción del 13% sobre el del año fiscal 2017- éstos reflejan “las difíciles decisiones de cómo asignar los limitados” recursos de los contribuyentes.

Formas inteligentes de financiar tu segunda carrera

Activistas piden compromiso de DeVos para proteger derechos de estudiantes

Solo el 6% de niños latinos asiste a escuelas de alto desempeño en California

“Este presupuesto lo hace al poner énfasis en programas que han demostrado que ayudan a los estudiantes, a la vez que examinamos los que tienen buenas intenciones pero no han producido resultados significativos”, explicó DeVos, férrea defensora de dar fondos públicos a escuelas privadas.

Pero los recortes propuestos por la Casa Blanca no han sentado bien entre los sindicatos de maestros y grupos que abogan por el avance de las minorías, por considerar que la eliminación de 22 programas sólo agrava la brecha académica y el acceso a oportunidades educativas.

El presupuesto para el año fiscal 2018, que comienza en octubre próximo, incluye recortes en programas para la capacitación de maestros, y la eliminación de programas para antes y después del horario escolar para niños de escasos recursos.

En uno de los momentos más tensos de la audiencia, DeVos evadió contestar directamente sobre si el Departamento de Educación tomaría medidas correctivas contra escuelas privadas que reciben fondos públicos pero discriminan contra estudiantes de la comunidad LGBT.

Presionada al respecto por los senadores demócratas Jeffrey Merkley, de Oregón, y Patty Murray, de Washington, DeVos replicó que todas las escuelas deben cumplir con las leyes federales.

“Déjenme ser clara: las escuelas que reciben fondos federales deben obedecer las leyes federales. Punto”, enfatizó DeVos, quien más adelante precisó que su agencia no va a emitir “decretos” sobre las protecciones a los derechos civiles, porque la ley es clara.

Varios grupos cívicos instaron ayer a los miembros del subcomité a que exigieran explicaciones claras a DeVos, tomando en cuenta que su agencia recibió entre 2009 y 2016 unas 76,000 quejas sobre abuso o violación de los derechos civiles de los estudiantes.

Vanita Gupta, presidenta del grupo “The Leadership Conference on Civil and Human Rights”, aplaudió que DeVos haya dejado en claro que ninguna escuela, pública o privada, puede discriminar a estudiantes por su raza, etnia, estatus migratorio, género, orientación sexual, o discapacidad, pero exigió medidas contundentes para el cumplimiento de la ley.

“Las palabras no son suficientes. Ella debe utilizar su autoridad como secretaria (de Educación) para que esa prohibición y esas protecciones de los estudiantes sean reales”, dijo Gupta en un comunicado.

“El Departamento (de Educación) también debe apoyar de forma proactiva a las escuelas para evitar la discriminación e intervenir cuando hay una violación de la ley. Esto no es solo de hablar; los estudiantes necesitan y merecen acción”, puntualizó la activista, cuyo grupo representa a más de 200 organizaciones cívicas en todo el país.