La próxima gran amenaza para los indocumentados podría ser una nueva derrota para Trump

El gobierno federal se prepara para expandir la llamada "deportación expedita" a personas con hasta menos de dos años en EEUU acelerando deportaciones sin pasar por un juez. Pero abogados prometen luchar para que nunca se implemente

Guía de Regalos

La próxima gran amenaza para los indocumentados podría ser una nueva derrota para Trump

Una de las frustraciones del gobierno de Donald Trump es que a pesar de haber aumentado los arrestos de indocumentados y otros inmigrantes “deportables“, no han logrado expulsar del país a muchos de ellos por los retrasos en tribunales de inmigración, donde hay más de medio millón de casos pendientes.

Pero Trump y su director de seguridad nacional John Kelly guardan un as bajo la manga para aumentar y acelerar la cantidad de deportaciones que se llevan a cabo:  expandir el uso de un tipo de deportación que no requiere llevar al inmigrante a un juez y que acelera considerablemente el proceso.

Se llama “deportación expedita” y abogados expertos en inmigración señalan que podría ser fatal para cientos de miles de inmigrantes pero también cuestionan su legalidad y aseguran que seguramente llevará a otra gran batalla para Trump en los tribunales del país.

En este artículo explicamos qué es la deportación expedita, cuando podría implementarse y cómo podría defenderse.

¿Qué es la deportación expedita?

En su orden ejecutiva de inmigración a principios de año, el gobierno de Trump planteó la posibilidad de aplicar la “deportación expedita” a toda persona que no pueda probar que lleva más de 2 años indocumentado en este país.

La “deportación expedita” es un proceso en el que se expulsa del país a un extranjero sin darle la oportunidad de defender su caso ante un juez. Esencialmente, el agente de inmigración que hace el arresto es el que decide la expulsión del migrante, si este no puede comprobar un mínimo de tiempo en el país.

Hasta ahora, el gobierno de Estados Unidos ha usado este mecanismo únicamente con delincuentes convictos y con personas que no pudieran probar más de dos semanas en el país (14 días).

No obstante, el cambio aún no se ha implementado, pero eso no quiere decir que no va vaya a ocurrir y que los inmigrantes con menos de 2 años de haber llegado a Estados Unidos deben estar preparados, señalaron expertos.

De acuerdo a un estimado publicado esta semana por el Immigrant Legal Resource Center, el gobierno podría deportar a un mínimo de 328,000 inmigrantes que entraron al país en los últimos dos años. Si lo expanden a los que han estado aquí menos de un año, deportarían a por lo menos 163,995 personas.

¿Cuándo se aplicaría este cambio?

José Magaña, abogado del Immigrant Legal Resource Center en Washington, dijo que aunque la ley existente desde 1996 permite al gobierno aplicar este tipo de proceso a personas que entraron hace dos años o menos, hasta ahora no se ha aplicado en la práctica.

Hasta ahora es un proceso que se ha usado en forma limitada a personas con menos de 14 días en el país, en general se aplica mucho a personas atrapadas entrando por la frontera, dijo Mark Silverman, abogado de ILRC en San Francisco.

Pero de acuerdo a las señales que ha dado el actual gobierno, esto ocurrirá pronto.

Casos de asilo político y violencia sexual o de género podrían regularizar a indocumentados. Getty Images

“Mi estimación más educada me dice que veremos ese cambio en los próximos seis meses”, dijo Magaña. “El proceso interno de cómo y cuándo piensan hacer esto no ha sido nada transparente”.

Si bien la deportación expedita se ha aplicado hasta ahora en forma limitada, principalmente a ciertos delincuentes y a inmigrantes recién llegados, una expansión como la que ha planteado el gobierno de Trump vendría acompañada de una intensa lucha legal, agregó el letrado.

“Muchos expertos legales pensamos que hacer esto presenta serios problemas constitucionales”, dijo Magaña. “Después de la derrota legal del gobierno en el tema de la veda a musulmanes y el de las ciudades santuarios, esta podría ser la próxima gran derrota que sufra Trump en las cortes”.  

¿Qué puede hacer un inmigrante para estar preparado?

Si un indocumentado puede probar que tiene más tiempo en el país que lo que considera la deportación expedita, entonces tendría más tiempo y recursos legales para defenderse, explicó Mark Silverman, abogado de ILRC en San Francisco.

“Es importante estar preparado”, dijo Silverman. “La forma de estar preparado es tener consigo algunas pruebas del tiempo que ha estado viviendo en el país”.

Silverman aconseja documentar su estancia, recopilando documentos tales como: recibos de renta, cualquier otro tipo de recibo con su nombre, archivos de cuentas bancarias, documentos médicos y records escolares de sus hijos, actividades por Facebook, recibos de “money orders” que han mandado, cartas con fechas postales, pruebas de trabajo, evidencias de impuestos, etc

“Lo mejor que puede hacer un inmigrante es recabar esos documentos y tenerlos muy a mano para evitar caer en esta red que puede terminar por atrapar a mucha gente”, dijo Silverman.

Otra recomendación es ir a hacer un “chequeo” migratorio con un abogado o una organización acreditada, agregó Silverman.

“Es importante saber qué opciones tiene cada quien dependiendo de su situación”, apuntó. “Y qué posibles defensas podría tener en caso de ser arrestado por inmigración.