“DACA” llega a los cinco años la próxima semana, sin un futuro claro para los “Dreamers”

DREAMers denuncian la incertidumbre de los beneficiados con este programa ante la nueva Administración
Sigue a El Diario NY en Facebook
“DACA” llega a los cinco años la próxima semana, sin un futuro claro para los “Dreamers”
Los DREAMers son la vanguardia del reclamo por reforma migratoria.

WASHINGTON.- Ante el fracaso de una reforma migratoria y los oídos sordos del Congreso, la Administración Obama creó el programa de “acción diferida” (DACA) para centenares de miles de jóvenes indocumentados pero, ocho días antes de su quinto aniversario, reina el temor y la incertidumbre entre los “DREAMers”.

La Administración Trump ha dicho que los “DACAmentados” no son prioridad para la deportación, pero tampoco ha precisado cuál es el futuro del programa, anunciado el 15 de junio de 2012 y puesto en marcha en agosto de ese año.

El programa, con el que el presidente Barack Obama afianzó el voto hispano ese año, ha dado cobijo de la deportación a entre 750,000 y 800,000 jóvenes que llegaron a EEUU con sus padres de forma ilegal cuando eran niños, pero es el primer año en que se gestiona bajo la Administración Trump.

La ansiedad e incertidumbre se deben a que, en teoría, los “DREAMers” están a salvo de la persecución de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) pero, en la práctica, activistas en todo EEUU han documentado decenas de casos de jóvenes que han sido detenidos, o deportados.

El propio secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, ha dicho que cualquier “DREAMer” con un historial criminal puede perder su protección temporal y, por ende, quedar expuesto a la deportación.

Durante una conferencia telefónica hoy, activistas pro-inmigrantes condenaron el acecho de “DREAMers” como la mexicana Jessica Colotl, en Atlanta (Georgia), cuyo permiso fue revocado el mes pasado y afronta una posible deportación.

Jessica Colotl, otro emblemático rostro de la lucha por proteger el “DACA”

En la llamada, el representante demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, consideró que se le ha dado “demasiado crédito” a Trump por no abolir el “DACA” de 2012 –como prometió en la contienda-, tomando en cuenta que muchos beneficiarios son blanco de la persecución de ICE.

“¿Qué pasó con eso de perseguir a la gente que causa daño en nuestra comunidad? Están persiguiendo a Jessica… no deberíamos estar tratando de deportar a gente que han hecho todo lo que el gobierno les pidió, no representan una amenaza sino un gran beneficio para nuestra sociedad”, dijo Gutiérrez.

Kelly “le mintió al Caucus Hispano del Congreso, al Caucus Demócrata, porque ha dicho que ellos están seguros… es hora de que lo demuestre”, se quejó.

Por ahora, a salvo

Expertos consultados hoy por este diario indicaron que el “DACA” por ahora parece estar a salvo, pero una posible solución a la zozobra es que el Congreso lo haga permanente.

“No sabemos si una legislación semejante se aprobaría, pero hay una fuerte presión sobre la Administración por parte del Congreso, incluso de algunos republicanos, para que no ponga fin al programa”, dijo Randy Capps, investigador del Instituto de Política Migratoria (MPI).

Capps reconoció que, en el clima actual, renovar el permiso de “DACA”  -tiene fechas de vencimiento escalonadas- sería una apuesta arriesgada para quienes han sido condenados por delitos menores, que durante la Administración Obama probablemente no lo era.

David Leopold, un abogado de inmigración en Ohio, lamentó que Kelly ha asumido “con fervor” su misión como “el secuaz de Trump”, y “ningún inmigrante, con o sin papeles, está a salvo”.

“DACA ofrece una protección superficial a los Dreamers, pero no los protegerá de la deportación bajo Trump… USCIS está renovando los permisos de trabajo de DACA, pero es imposible confiar en Trump. Los Dreamers no pueden contar con que su información no será entregada al DHS para usarla en su contra”, advirtió Leopold.

Lorella Praeli, directora de política migratoria de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), señaló que aunque los datos de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) están protegidos y la Administración Trump ha dicho que “nada ha cambiado”,  el gobierno debe explicar exactamente cómo están adjudicando permisos nuevos o pendientes de renovación, y qué cambios prevén en el futuro.

“DREAMers” en la mira

Colotl no es la única “DREAMer” en peligro de quedar atrapada en la “fuerza de deportación” del gobierno.

Activistas de grupos proinmigrantes llevan la cuenta de otros casos sonados, como los de Daniel Ramírez, Dany Vargas, y Juan Manuel Montes, deportado recientemente.

Ayer, tras una audiencia en el Senado para defender el presupuesto para el DHS para el año fiscal 2018, activistas de “United We Dream” confrontaron a Kelly por medidas que ponen en riesgo el “DACA”.

Greisa Martínez, una “DREAMer” y directora de activismo de “United We Dream”, se quejó de que Kelly no ha logrado poner a raya a agentes de ICE que se ensañan con los jóvenes, y prometió que su grupo seguirá presionando para que todos los inmigrantes gocen de protecciones y puedan prosperar en la era de Trump.