Entrevista con Juan Marichal: Albert Pujols ya tiene una pata en el Salón de la Fama

La leyenda, que estará en las festividades del Juego de Estrellas en Miami, cree que los bateadores están causando el exceso de peleas por pelotazos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Entrevista con Juan Marichal: Albert Pujols ya tiene una pata en el Salón de la Fama
Juan Marichal, gloria del béisbol dominicano.

Juan Marichal, uno de los más grandes beisbolistas latinoamericanos de la historia, fue seleccionado a 10 Juegos de Estrellas en su carrera, la cual fue brillante y abarcó de 1960 a 1975.

A sus 79 años de edad, el dominicano electo al Salón de la Fama en 1983 no pierde el interés ni el entusiasmo por el mejor béisbol del mundo, y por eso estará en Miami del 7 al 11 de julio como una de las leyendas presentes en el FanFest del 88 Juego de Estrellas de Grandes Ligas.

Marichal habló en una reveladora entrevista sobre el clásico de media temporada, el primero de la historia en Miami y, otros temas calientes de la pelota.

¿Qué mensaje quiere enviar a los aficionados sobre el Juego de Estrellas en Miami?

Bueno, hay mucha expectativa, primera vez que se va a jugar un Juego de Estrellas en Miami, en un bello estadio y yo creo que tanto los jugadores como los fanáticos están a la espera para que llegue la fecha.

¿Qué momento de béisbol en Miami le trae más recuerdos?

Yo recuerdo muy bien la primera vez que los Marlins ganaron una Serie Mundial en 1997 y también la segunda vez en 2003 -Marichal tiene muy buena-, y algo que nunca llegué a entender es que ambas veces el equipo ganador se desintegró, porque vendieron a todos los jugadores de esas Series Mundiales, y eso creó mucho disgusto entre los fanáticos de la organización.

Hablando de estrellas, ¿cómo le lanzaría Juan Marichal a Mike Trout?

Lo primero que yo haría es estudiar la zona donde él le pegue con menos fuerza (risas)… a la bola. Porque si tú le tiras a la zona donde él pega con fuerza es imposible que los infielders o outfielders atrapen la bola. Eso lo puede hacer un pitcher con bastante control y tirar la bola y olvidarte, porque si te dejas intimidar no vas a tener buen resultado. Yo creo que lo primero que debe hacer un lanzador cuando él se para en el plato (es pensar que) no es a él a quien le estás lanzando; le estás lanzando la bola a su receptor, a donde el receptor te ponga el mascotín, y ahí puedes tener mayores logros contra bateadores como Mike Trout… Por bueno que sea un bateador siempre hay una zona donde él puede tener mayor debilidad.

Otro que estará en Miami podría ser Aaron Judge, la sensación de los Yankees. ¿Qué le ha parecido, igual que Gary Sánchez el año pasado?

Son dos novatos sensacionales, creo que hay muchos seguidores del béisbol que los están siguiendo porque causan mucha buena impresión y creo que van a ayudar mucho a su equipo, a los Yankees. Son difíciles de lanzar, tienen un poder horrible. Ellos les van a dar mucha agua a beber a los lanzadores.

¿Cuál es el jugador que usted desea más ver en el Juego de Estrellas?

Hay muchísimos, hay tantos buenos jugadores. Me gustaría ver a Albert Pujols, a Robinson Canó, a Manny Machado, y es solamente mencionando los latinos, pero hay muchísimos americanos que me gustaría ver en el Juego de Estrellas.

¿Qué es lo que más le ha impresionado de la carrera de Pujols?

Los numeritos de Pujols están al nivel de todos los mejores del mundo, tanto de average, de empujadas, todo lo que se requiere para que un jugador sea un ‘superstar’ lo tiene Albert Pujols, y yo creo que ya pronto va a estar en el Salón de la Fama a su retiro. Creo que ya tiene una pata dentro, eso no lo evitará nadie, que llegue al salón de los inmortales. Me alegro muchísimo por él, es un gran jugador, un gran ser humano y le deseo todo lo mejor… Yo creo que va a seguir implantando nuevos récords.

Y cuando lo haga se va a unir a usted y a otro latino, no pelotero, sino cronista: Jaime Jarrín. ¿Qué dedicatoria tiene para el narrador de los Dodgers?

Merece todo mi respeto. Soy un amigo de Jarrín y lo quiero muchísimo, él lo sabe. Me hace sentir muy orgulloso que él también sea latino y que a través de los años, con mucho sacrificio, haya llegado a la posición en la que se encuentra y le deseo todo el éxito en los años por venir.

Hablando de los Dodgers, ¿qué hace a Clayton Kershaw tan especial?

Es un gran competidor, un lanzador excelente, un gran dominio de la zona de strike, una gran bola rompiente, tiene buena velocidad, y como te digo, un gran competidor. Desde que tú lo ves en el montículo sabes que hace todo lo posible por ganar el partido. Me recuerda mucho a Sandy Koufax. Los Dodgers siempre han tenido facilidad para desarrollar lanzadores, como Don Drysdale. Pero yo recuerdo mucho a Koufax, lo enfrenté muchas veces y era casi imposible ganarle. Y Kershaw se me parece muchísimo al estilo de Koufax. Es un futuro Salón de la Fama. Lo único que lo puede parar de llegar es una lesión y espero que no suceda porque lo disfruto mucho cuando lo veo lanzando.

¿Por qué a los Dodgers se les facilita sacar buenos lanzadores?

Creo que tienen un buen sistema de coaches. Eso influye mucho cuando tienes buenos scouts. Los Dodgers se han caracterizado por eso a través de los años.

Su equipo, los Gigantes, empezó lento. ¿Qué necesita para volver a ser protagonista?

Cuando hay tantos cambios en un equipo a veces suceden esas cosas, pero se están acoplando, están teniendo mejores trabajos de los lanzadores. Yo creo que comienzan a sentir el calor del verano. Se están recuperando… Yo confío en mi equipo. Tenemos uno de los mejores manager, Bruce Bochy; él sabe cómo manejar.

Si usted tuviera la oportunidad de votar para el Salón de la Fama, ¿votaría por Barry Bonds?

Seguro, yo votaría favor de Barry Bonds, como votaría a favor de Pete Rose, porque jugadores como ellos, el mejor ‘hiteador’ del mundo y el mejor jonronero del mundo, no deben estar fuera del Salón de la Fama. Todo lo que pasó en una época era legal, no se prohibía usar nada, y no le han podido probar (a Bonds) que usó sustancias prohibidas. Y yo creo que es injusto que los mantengan fuera del recinto de los inmortales.

Se están viendo muy seguido las peleas en los diamantes por pelotazos a los bateadores. ¿Cuál es su opinión?

En mi época eso casi era normal. Cuando golpeaban un bateador de tu equipo era casi seguro que tú tenías que enseñarle al equipo contrario que no debían golpear al tuyo porque iba a salir alguien del otro equipo lastimado, o no lastimado, porque se hacía para implantar cierto respeto, para que no se convirtiera en un relajo… Eso era casi normal. No hay un exjugador que recibiera más pelotazos que Frank Robinson y nunca lo vi después de ser golpeado caminar hacia el montículo a tratar de pelear con un lanzador; se iba a su primera base y si había que hacer una barrida, el segunda o el short tenían que tener mucho cuidado porque él iba con toda la fuerza a tratar de llevarse a alguien por delante, pero nunca lo vi como se ve hoy día, que porque le pasan cerca a un bateador ya quiere pelear, y el árbitro quiere sacar al lanzador y le hacen un ‘warning’ al equipo.

¿Están exagerando los bateadores?

Seguro que sí. Oye, ves bateadores que el lanzador les hace un lanzamiento rompiente. ¿Quién quiere lastimar a un bateador con un lanzamiento rompiente? Y porque les pasa cerca ya hacen un escándalo, hacen una protesta indebida, entonces los árbitros protegen al bateador y no todas las veces el lanzador quiere golpear.