Manhattan Theater Express, una conexión para todos los latinos

El Teatro Rodante Puertorriqueño (PRTT) y el grupo Pregones se fusionaron hace tres años; sus elencos mantienen una voz puertorriqueña con interés universal
Sigue a El Diario NY en Facebook
Manhattan Theater Express, una conexión para todos los latinos
Imágenes de producción de El Bolero was my downfall, que estrenó el 1 de junio en el teatro de El Bronx. /Suministrada

“El Bolero was my downfall”, protagonizado por Pregones y Manuel Ramos Otero, es, como los anuncios lo dicen, un clásico reimaginado e inauguró la cartelera del teatro de El Bronx el 1 de junio.
Mientras tanto, en la sede del Teatro Rodante en Manhattan fue presentado el producto de otro esfuerzo colaborativo: Spamilton, una parodia que celebra los logros de Lin-Manuel Miranda y su exitoso musical “Hamilton”.

Esas son las apuestas del verano de The Manhattan Theater Express, como fue bautizada hace tres años la fusión de dos de los proyectos teatrales latinos más importantes de Nueva York: Pregones y el Teatro Rodante Puertorriqueño.

Pregones/TRP es una organización sin fines de lucro que cree en el liderazgo de los artistas. “Los honramos y llevamos su mensaje”, dijo su administrador Arnaldo J. López.
Pregones, ampliamente reconocido como un líder e innovador en las artes, fue fundado en 1979 por un grupo de actores dirigidos por Rosalba Rolón para crear un nuevo teatro que trabajara en el estilo de colectivos caribeños y latinoamericanos o ensambles actorales. En el inicio, el grupo presentaba obras teatrales a comunidades marginadas de Nueva York, el área triestatal, Filadelfia y Boston. Luego se estableció en El Bronx, acumulando más de 80 premieres en inglés y español, 350 presentaciones de artistas visitantes y más de 500 touring credits.

Mientras, el Teatro Rodante Puertorriqueño (The Puerto Rican Traveling Theater, PRTT) fue fundado en 1967 siguiendo la producción de la primera producción en inglés de La carreta/The Ox Cart, un drama clásico de la inmigración de Puerto Rico escrito por René Marqués. La obra contó con las actuaciones de dos estrellas nacientes que se convertirían en leyendas del escenario y el cine: Raúl Juliá y Miriam Colón.

Sin embargo, Colón se percató que ir a un teatro estaba fuera del alcance la mayoría de las familias trabajadoras en Nueva York, por lo cual decidió hacer montajes en las calles.
Medio siglo después, ambas compañías fusionadas y sus elencos mantienen una voz puertorriqueña con interés universal. El repertorio de obras musicales de corte caribeño ha creado un vocabulario y un estilo muy rico que está creciendo y trascendiendo.

“Nos interesa mucho que los dos teatros sean destinos preferidos por los latinos y por amantes de la cultura en general y les interese conectar con los latinos”, añadió el representante.

Para 2017 la organización espera repetir el éxito del año pasado con “I like it that”, la historia de una familia de El Barrio en la época del auge de la salsa, donde la identidad se cristaliza. La obra fue dirigida por Waddys Jaquez y producida por David Maldonado, David Rodríguez y Juan Toro.

Los retos

Los programas de Pregones y el Teatro Rodante de Puerto Rico son apoyados, en parte, por el fondo del Departamento de Relaciones Culturales de la Ciudad.

“En Nueva York somos afortunados, la ciudad es un centro cultural y es apoyada como un ecosistema”, sostuvo López. El presente es el primer año que las entidades ya fusionadas cuentan con la beca multiaño.

Desde su perspectiva como administrador, Arnaldo López aseguró que el trabajo es muy importante porque es “de la línea de enfrente con arraigo comunitario”. “Valoramos la diversidad, traemos y mostramos voces que casi no se escuchan”, afirmó.

El desafío, continuó, tiene que ver con la maximización de los recursos, pero también con la institucionalización del racismo, la percepción errónea de los inmigrantes. “Siempre estamos muy al tanto de lo que sucede no solo en Puerto Rico sino en Latinoamérica, estamos en solidaridad con los artistas, pero especialmente reconocemos que la realidad colonial es compleja”, anotó.

En viajes a otros estados, López ha podido constatar el impacto negativo de la desigualdad económica en comunidades históricamente empobrecidas, como negras y latinas. “La distribución de los bienes es muy injusta. La gente usa el arte para ventilar sus preocupaciones y dar paso a la esperanza”, puntualizó.

Las apuestas del verano

  • SPAMILTON
    Pregones/PRTT comparten créditos con el legendario Forbidden Broadway y presentan SPAMILTON, una celebración a la ruptura de paradigmas realizada por Lin-Manuel Miranda con su exitoso musical HAMILTON.
    Actuada en inglés con subtítulos en español.
    Inicio: 2 de junio
    Lugar: Manhattan PRTT, 304 W 47th Street
  • El Bolero was my downfall
    Dirigida por Jorge B. Merced, con dirección musical de Desmar Guevara. Actúan: Chad Carstarphen, Gabriel Hernández, Cedric Leiba Jr. y Jorge B. Merced.
    Explora el legado del ícono de la literatura LGBT de Puerto Rico, Manuel Ramos Otero (1948–1990) y es una adaptación para teatro de su cuento “Loca la de la locura.”
    Lugar: Pregones Theater in The Bronx
    575 Walton Avenue, (entre calles 149 y 150), El Bronx.