Montan campamento para exigir a Cuomo leyes que protejan a inquilinos

Decenas de manifestantes están durmiendo frente al edificio de la Gobernación de Nueva York en Manhattan para que el mandatario estatal escuche sus reclamos
Montan campamento para exigir a Cuomo leyes que protejan a inquilinos
Manifestantes están durmiendo frente a la Gobernación de Nueva York para que el mandatario estatal escuche sus reclamos
Foto: Edwin Martinez / El Diario

La acera en Manhattan donde está el edificio de la Gobernación de Nueva York, se convirtió desde el miércoles en el dormitorio a la intemperie de decenas de manifestantes que estarán durmiendo allí hasta el próximo sábado, con el fin de presionar al gobernador Andrew Cuomo para que cumpla con las promesas que hizo de crear leyes más fuertes de protección a los inquilinos.

En la manifestación, llamada “Cuomoville”, que forma parte de varias protestas similares que se han realizado desde el 2015, inquilinos, activistas y desamparados le exigen al mandatario estatal que empuje medidas que le den respiro a los inquilinos en programas como la renta preferencial, con el que los caseros pueden incrementar el costo de los arriendos de manera elevada, y que promueva iniciativas que garanticen rentas asequibles en el estado.

“Le pedimos al gobernador que ayude a que las rentas sean justas, porque siguen subiendo mucho, y ya una persona que gana lo mínimo no puede pagar hasta 3,000 dólares que llegan a cobrar en muchos sitios”, comentó la mexicana Juana Cariño, quien vive hace 21 años en un apartamento en Bushwick, en Brooklyn. “El Gobernador puede tendernos la mano y no lo ha hecho y si no lo hace ya va a haber más gente durmiendo en la calle”.

El presidente del Comité de Vivienda del Concejo Municipal, Jumaane Williams, se sumó a la protesta y manifestó que Cuomo ha mostrado una actitud de desinterés por las necesidades de protección a la vivienda de los más pobres.

Él no ha hecho nada, absolutamente nada para ayudar a las leyes de renta de Nueva York. Ha sido inútil en ese asunto y si él quiere correr para presidente, tiene que ser desde ya un verdadero líder que muestre que tiene la voluntad de hacer lo correcto para la gente y no solo para su beneficio político”, comentó el concejal.

Además de solicitar el endurecimiento de medidas que amparen a más de 1,600,000 neoyorquinos que viven en apartamentos de renta estabilizada, los manifestantes le exigen a Cuomo que ponga fin a los beneficios en pago de impuestos que el estado le da a compañías millonarias dedicadas a la construcción y desarrollo urbano, y que promueva una estrategia para acabar con el problema creciente de los desamparados, que en el estado ya suman 88,000. Se calcula que dentro de las familias que viven bajo el sistema de rentas controladas, el 27% depende del programa de renta preferencial.

Delsenia Glover, de la Alianza para el poder de los inquilinos, denunció que en el 2015 Cuomo dijo públicamente que iba a apoyar la plataforma de necesidades de protección a los inquilinos y se echó para atrás.

Piden fin del “Vacancy bonus”

“El gobernador no apoyó nada y hoy la vivienda asequible se está disminuyendo, causando desplazamiento, particularmente en comunidades de color”, comentó la activista. “Además de eso le dio un alivio en el pago de impuestos de $2.4 millones por año a los constructores mientras el problema de los desamparados ha aumentado en 60% desde que él está en el cargo, lo que muestra obviamente que sus políticas no están funcionando”.

Glover fue más allá y acusó al mandatario de tener intereses para beneficiar a las compañías de desarrollo urbano y no a los inquilinos. “Las leyes que rigen las regulaciones de arrendamientos son controladas por el Estado y el gobernador controla eso, pero no ha pasado nada con eso porque no tiene la voluntad ya que recibe muchísimas donaciones de los desarrolladores”, agregó la activista, quien pidió además poner fin al llamado “Vacancy bonus”.

Decenas de manifestantes le piden al gobernador Cuomo que tome acciones para proteger la renta asequible

“Eso debe terminar porque cuando un inquilino se muda del departamento regulado, el casero puede aumentar hasta 20% el valor de la renta sin necesidad de hacer ninguna mejora y eso incentiva a los caseros a acosar más a los inquilinos”, dijo.

Carlos Encarnación de la organización Comunidades en Nueva York por el cambio, quien durmió a la intemperie el miércoles y este jueves, aseguró que seguirá en la acera de la Gobernación hasta que Cuomo tome con seriedad sus reclamos.

“Los edificios de renta asequible están bajo ataque, no solo por recortes a presupuestos de vivienda sino por los subsidios y excepciones contributivas que el estado esta dando a compañías que están desplazando a nuestras comunidades y eso tiene que parar ya mismo”, concluyó Encarnación.

El Diario contacto en repetidas ocasiones a la oficina del gobernador Cuomo para obtener respuesta sobre los reclamos y acusaciones de los manifestantes, pero no habían emitido ningún comentario.

Datos sobre la renta controlada:

  • 1,600,000 apartamentos de renta estabilizada hay en NY.
  • 38,000 apartamentos son de renta controlada.
  • 178 edificios residenciales con 1,400 apartamentos de alquiler fueron advertidos el año pasado de perder sus beneficios fiscales si no cumplen los requerimientos del programa 421-A que les obliga a mantener la renta estabilizada y otras protecciones para los inquilinos.
  • $2.4 millones es la suma que según activistas el Estado otorgó en beneficios tributarios a desarrolladores urbanos.