¿Se viene una huelga en la Casa Blanca?

Los medio de comunicación están cansados de las restricciones por parte de la oficina de prensa del presidente
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Se viene una huelga en la Casa Blanca?
Los periodistas afirman que es cada vez más difícil hacer su trabajo

Crece la tensión entre miembros de prensa y la Casa Blanca. Esta vez no les permitieron usar cámaras ni grabar el audio de las declaraciones de los funcionarios del gobierno.

La semana pasada, durante cuatro días, representantes del gobierno de Trump dieron conferencias de prensa en la Casa Blanca y ninguna de estas pudo ser grabada por los medios de comunicación por prohibición expresa de Sean Spicer, secretario de prensa de Trump.

En respuesta a esta medida, cadenas como CNN decidieron trasmitir el audio de dichos encuentros con los funcionarios del gobierno así no tuvieran imágenes televisivas.

Para sorpresa e indignación de gran parte de la prensa en el día de ayer, Spicer prohibió a todos los miembros de la prensa grabar con cámara así como trasmitir cualquier grabación de audio de dichas sesiones.

La Casa Blanca justificó esta medida diciendo que estos encuentros con la prensa eran informales por lo tanto no requerían de material audiovisual.  De inmediato se levantó un número de protestas por parte de los miembros de la prensa que cubren la Casa Blanca. 

Todo comenzó la semana pasada luego de una conferencia de prensa en la que se le preguntó a Sean Spicer si Trump cumpliría con su promesa de testificar bajo juramento en el caso del Rusiagate. Desde esa intervención la prensa no ha tenido el acceso y los recursos habituales para cubrir dichos encuentros.

Por su parte CNN informó que el gobierno de Trump no se ha manifestado sobre las nuevas restricciones a la prensa.

Esta situación tiene a muchos medios de comunicación molestos con la administración Trump. Las constantes restricciones a las que han visto sometidos tiene a muchos a puntos de tirar la toalla. Incluidos Jim Acosta corresponsal senior de CNN en la Casa Blanca que sugirió que no se deberían cubrir estos encuentros si no se les permite realizar su trabajo como es debido.

“Si no tomamos una acción colectiva en contra de estas restricciones esta situación va a continuar” dijo Acosta. “Si la Casa Blanca va a poner todo tipo de demandas en la forma en que hacemos nuestro cubrimiento, lo mejor sería dejar de asistir a las ruedas de prensa” concluyó.

Desde antes de comenzar el gobierno Trump, el jefe de personal del presidente Reince Priebus ya había advertido que su equipo estaba considerando “maneras diferentes en que se podían hacer cosas”, entre estas la relación con la prensa. Sin embargo lo que molesta a muchos es que a medida que crece la presión sobre el presidente en diferentes frentes estas restricciones a la prensa aumentan.

Ya lo dijo el presidente en uno de sus trinos que tal vez lo mejor sería cancelar todo tipo de rueda de prensa con los medios de comunicación.

Dan Pfeiffer, ex director de comunicaciones de la Casa Blanca bajo el presidente Barack Obama dijo a CNN que si bien las ruedas de prensa no siempre es un ejercicio agradable, es una parte fundamental de gobernar.

“La mayoría de las veces no quieres dar la rueda de prensa. Es doloroso, hay un montón de preguntas que no quieres contestar”, dijo. “Pero es parte del trabajo. Es una parte importante de gobernar, la interacción con el público, y las rueda de prensa son una parte vital para que esto suceda”.